www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

iniciativa de un comité

¿Logrará Italia el permiso para trasladar [i]La Gioconda[/i] a Florencia?

viernes 24 de junio de 2011, 17:09h
En agosto de este año se cumplirán cien años del robo de La Gioconda en el Louvre, de donde fue sustraída por el inmigrante italiano Vincenzo Peruggia, quien la trasladó a Florencia en 1913, cuando fue recuperada. Con idea de conmemorar el centenario del hallazgo, el Comité Nacional para la Valoración de los Bienes Históricos y Culturales y Ambientales italiano ha solicitado a la pinacoteca el préstamo de la obra durante un mes para celebrar la restitución de la que está considerada una de las pinturas más célebres de la Historia del Arte.
Cuando Leonardo da Vinci vendió La Gioconda en 1516 al rey francés Francisco I, nada hacía presagiar que fuera a convertirse en una de las obras de arte más célebres de la Historia.

Su llegada al Louvre, donde descansa hoy protegida por estrictas medidas de seguridad, no tuvo lugar hasta después de la Revolución Francesa, tras haber sido expuesta con anterioridad en Versalles. Ubicada en las paredes de la pinacoteca parisina durante un tiempo, su estancia se vio interrumpida por el deseo de Napoleón de trasladarla a su residencia y por la guerra franco-prusiana de 1870-1871, que obligó a esconderla en un lugar secreto en Francia.

El periplo de la pintura de Da Vinci no terminó ahí. En agosto de 1911, de vuelta de nuevo en el Louvre, fue robada por Vincenzo Peruggia, un inmigrante italiano que la mantuvo en su poder durante 28 meses - parte de los cuales, metida en una caja de cartón bajo su cama- hasta que la transportó en 1913 a Florencia, donde fue recuperada por el anticuario Alfredo Geri y expuesta durante un mes en la Galeria de los Uffizi.

Cien años después de haber sido sustraída, el Comité Nacional Italiano para la Valoración de los Bienes Históricos, Culturales y Ambientales ha presentado una iniciativa para conseguir que en 2013 esta ciudad italiana vuelva a exponer durante un mes el retrato renacentista. Silvano Vinceti, presidente de este comité, afirma a este periódico que se trata de una efeméride “simbólica e histórica” que busca la concesión de este cuadro en lo que representaría "una muestra de vecindad, armonía y respeto recíproco entre Francia e Italia”.

Sin embargo, el Louvre ha mostrado ya su recelo a esta propuesta. Fuentes de esta institución han informado a EFE de que La Gioconda no será prestada a Italia “por la extrema fragilidad del cuadro y los daños a los que podría verse sometido durante su hipotético traslado”. Una afirmación que no impide al comité italiano continuar en su empeño por lograr el préstamo de la pintura, ya que ha sido puesta en marcha una recogida de firmas que será trasladada al Gobierno francés y al Louvre para hacerles partícipes del ruego de los ciudadanos, así como una petición formal que posibilite su transporte a Italia.

Como aval de su iniciativa, Vinceti enumera los últimos descubrimientos llevados a cabo por su equipo en un intento por conseguir que el museo francés responda “positivamente”. Así, recuerda que en febrero de este año, el comité que preside desveló la teoría de que el retrato de la Mona Lisa podría estar inspirado en un amante de Da Vinci llamado Gian Giacomo Caprotti y conocido como ‘Il Salai’. Según las investigaciones de este organismo, las letras 'L. S' escondidas en las pupilas serían las iniciales de los nombres de este joven y de Lisa Gherardini, la noble florentina que figuraba hasta ahora como única protagonista del cuadro. A esta apreciación se añade la constatación, por parte de estos expertos, de la presencia de los números 7 y 2 inscritos bajo el arco del puente que decora el fondo del dibujo y que, según apuntan, “evocan significados místicos de tradición cabalística, hebraica y cristiana”.

Las investigaciones sobre la pintura de Da Vinci no es lo único que mantiene ocupado a este comité, embarcado también en la búsqueda de los restos mortales de Lisa Gherardini en el antiguo convento florentino de Sant’ Orsola, que está siendo excavado desde abril con el propósito de desvelar su ADN y corroborar si fue ella quien sirvió de modelo al artista.

“No debemos olvidar que Florencia difundió en todo el mundo, y en particular en Francia, el Renacimiento; movimiento que ha aportado tanta belleza artística, elegancia arquitectónica e invenciones estilísticas en todas las artes”, afirma esperanzado Vinceti, quien recuerda que el Louvre posee un gran número de pinturas del quattrocento y el cinquecento italiano.

A la deuda histórica de la que habla Vinceti se suman otras razones que, según su parecer, hacen posible la cesión del cuadro. “La Gioconda ha sido exhibida en Japón, Rusia y Estados Unidos, por lo que no hay motivos que impidan su exposición en Italia”, dice este experto, al tiempo que sostiene, como último argumento, que a fin de cuentas Leonardo "era italiano" y La Gioconda "fue pintada en Italia”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.