www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÓNICA CULTURAL

Amor e inmigración en [i]Vaclan y Lena[/i], de Haley Tanner

jueves 18 de agosto de 2011, 19:59h
La editorial Lumen publica en España Vaclan y Lena, una de las novelas de amor e inmigración más vendida en Estados Unidos. Exposición Camerinos del fotógrafo Sergio Parra en el Festival de Teatro de Mérida hasta el 28 de agosto.
Vaclav y Lena, es la novela que ha sacudido la escena literaria de Estados Unidos, en particular de Nueva York, donde vive su joven escritora, Haley Tanner, (Nueva York, 1982) de tan solo 28 años. Como siempre la historia se repite. Uno que se cree saberlo todo en el mundillo de los libros le dice a la narradora que su primera novela no se debería publicar, que nadie la leerá y zas, ¡taquillazo, éxito absoluto!

La novela, recién publicada en España por Lumen, cuenta la historia de amor de dos niños, Vaclan y Lena, ambos de familias rusas inmigrantes en Brooklyn que se conocieron con apenas cinco años. Entre duras escenas que le suceden a Lena, la niña rusa huérfana, el mundo exterior que no puede ser más hostil, Vaclan tratará de acercarse a Lena por medio de las palabras convencido de que es el amor de su vida. En esta novela gana el amor, la magia que está presente a lo largo de todo el libro, la sinceridad y el estilo directo, sin un ápice de cinismo, de esta autora de origen ruso aunque su familia lleve asentada en Estados Unidos desde hace cuatro generaciones.

Además una exposición de fotografía. Fotos que revelan la intimidad, momentos mágicos de los actores de teatro, maquillados, con máscaras y de las que emanan una gran fuerza expresiva. Así son las fotografías de Sergio Parra expuestas en su interesante e insinuante exposición Camerinos que está en Mérida hasta el 28 de agosto para luego viajar al Teatro Español y fachadas de Santa Ana, de Madrid.

Las fotos han sido tomadas a lo largo de 13 años y en su bagaje el artista tiene más de 60.000 instantáneas de actores, payasos, bailarinas y cantantes, en momentos que, muchos de nosotros, no hemos tenido la suerte de ver y cuya intimidad y espontaneidad la cámara ha sabido tan bien captar. La mayoría aparecen en blanco y negro sumergiendo al espectador en un momento suspendido en el tiempo que, salvo que reconozcamos al actor, es difícil de adivinar.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.