www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Cibeles Madrid Fashion Week

Kina Fernández y su universo multicolor en la Pasarela Cibeles

sábado 17 de septiembre de 2011, 12:19h
La apertura de la segunda jornada de la 54 edición de Cibeles Madrid Fashion Week ha estado protagonizada por Teresa Helbig, que presenta a una mujer rendida ante el glamour de Cannes para su nueva colección de verano 2012. La diseñadora apuesta por los minivestidos metalizados con una combinación cromática que gana protagonismo sobre los demás colores de la temporada.
Un viaje a la India ha sido la inspiración de esta diseñadora que ha traído consigo los tonos y una manera diferente de interpretar las silueta femenina con la seda como principal protagonista.

Los vestidos han llevado asimetrías y superposciones inspirados en los saris de las hindúes, por ello los tonos más recurrentes han sido el rosa palo y el verde metálico combinado con gris, adaptando el estilo de oriente a la gran ciudad.

PIE DE FOTO

También ha presentado propuestas de pantalones, decantándose por modelos bombachos o de pierna estrecha y grandes pliegues en la parte superior haciendo un juego de sombras muy sexy.

Kina también ha creado una línea de baño compuesta por bodies y bañadores de lujo con lunares de lúrex y con cuerpos dorados. Una opción muy recatada pero profundamente femenina.

Las espaldas desnudas o los escotes en uve han sido la opción de la diseñadora a la hora de elegir deslumbrar por la noche de la mano de vestidos largos con aperturas delanteras profundas que dejaban que las faldas cobrasen vida propia. También ha propuesto otro estilo más rígido gracias a la felpa en lamé dorado, creando figuras más definidas y marcadas.

Los zapatos, a juego con los tonos de la colección combinaban la piel y el tejido que venía en forma de coquetos lazos. La plataforma alta y un tacón más bien ancho, han sido el básico imprescindible para el calzado de verano.

Hannibal Laguna nos transporta a un jardín de flores nude, rojas y moradas
La primavera y su símbolo más representativo han sido la inspiración de este modisto que se ha centrado en una línea elegante que ensalzaba la feminidad acentuando el busto femenino recuperando las cinturas marcadas a base de cortes al bies y volúmenes.

Hannibal ha vestido de gala la pasarela de la mano de vestidos largos, los de tipo cóctel y sencillos dos piezas. Los volantes han sido un gran protagonista, y los hemos visto tanto en puños y en camisas asimétricas a modo de chorreras.

El bustier y su universo también ha sido un clásico que ha revisado de la mano de estructuras compactas drapeadas que ceñían el cuerpo de las modelos marcando la cintura y el pecho seduciendo así a los objetivos de los fotógrafos. Los vestidos largos, muchos de ellos con cola, han venido gracias a la gasa, que gracias a las caídas limpias al bies, bailaba sinuosamente dando un efecto de feminidad y frescura además de jugar a un sutil juego con las transparencias.

PIE DE FOTO

El particular jardín de Hannibal Laguna está compuesto de elegantes vestidos tipo cóctel por la rodilla en tonos nude, el morado o el rojo, con materiales más rígidos y con motivos como lazos en la zona del busto, volviendo a acentuar esta zona tan femenina en un derroche de elegancia y sencillez.

Los modelos de dos piezas, compuestos por faldas lápiz de talle alto y blusas, se han combinado en tonos como blanco con brillos plateados y el verde, emulando tallos de flor.

Las sandalias, muy sencillas, también han querido rendir homenaje a la primavera dibujando motivos florales o incoporándolos al tobillo.

Las dos grandes estrellas han sido las faldas con pétalos cortados al bies con un suave efecto glassé, que se han ganado el aplauso del público.

La nueva propuesta de Devota y Lomba se sumerge en la filosofía maya
Modesto Lomba ha basado su colección para la temporada primavera-verano 2011 en la idea de que en 2012 habrá un cambio. Las transparencias jugarán un papel imprescindible para que el humano vuelva a sus inicios, se analice a sí mismo y a su entorno y así estar preparado para lo que va a venir.

El diseñador explicaba: "El ser humano tiene que reflexionar y analizarse, volver a sí mismo, a su cuerpo, para estar preparado para el cambio en la sociedad", por ello ha optado por la pulcritud y las transparencias, apoyándose en tonos blancos y crudos. "Tratamos de no seguir lo establecido. Esta vez quiero que se vea el interior", explicaba Modesto minutos antes del desfile.

La cultura mexicana, y en especial la corriente de la tribu maya, es el leit motiv de su último trabajo. A ella se remite utilizando tonos como el rojo y el jade. En esta misma línea se intercalarán estos colores con el blanco jugando con las asimetrías sobre todo en los vestidos largos.

También ha utilizado el estampado floral, pero como él mismo ha asegurado, se trata de algo "conceptual" ya que la base de su colección es la filosofía de esta milenaria tribu.

Las rayas están inspiradas en la elegante playa de La Concha de San Sebastián -haciendo un pequeño homenaje a su País Vasco natal- de la mano de la arena y negro. La idea de incorporar un tono tan oscuro en la colección de verano también la ha hecho pensando en el país sudamericano ya que fue el primero en utilizar tela teñida de este color.

Los zapatos, de cuñas altísimas, hacían juegos visuales, ya que intercalaban el blanco y la madera como si se tratara de una sandalia baja.

El hombre según Devota y Lomba "busca algo nuevo" y se decanta por los pantalones cortos para "permitir ver el interior", explica Modesto. Por ello habrá también americanas semi-transparentes y camisas troqueladas siguiendo esta idea de introspección.

Su nueva propuesta para el verano 2011 sigue la línea continuista de la firma y según el propio diseñador: "No pierde ni identidad ni elegancia".

Francis Montesinos: un desfile con sabor torero y flamenco
PIE DE FOTO
En su 40 aniversario en el mundo de la moda, Francis Montesinos ha querido rendir su particular homenaje a la cultura española. "Se trata de la fusión de sus orígenes, sus iconos y su lenguaje, con la modernidad del presente". Una colección repleta de colores cálidos con un guiño muy especial a los orígenes del diseñador.

Nada más entrar en la Sala Cibeles, percibimos un olor a flores naturales. Es el 40 aniversario de Francis Montesinos en el mundo de la moda y eso se nota. Las primeras modelos en desfilar nos ofrecen una revisión del look más español a ritmo del flamenco más puro.

Peinetas de fantasía decoradas con estrellas, cuerpos de lycra con estampados, con asimetrías y escotes barco que se combinan con faldas de tul, volantes y mucho vuelo. Pero lo mejor está por llegar, una explosión de colores cálidos donde priman el rojo y amarillo de la bandera de España.

Y, por si esto fuera poco, chaquetas de torero tricotadas sobre vestidos, capas simulando los capotes de los toreros y botines de encaje. Para ellos... ¡faldas! En todos los estilos. Combinadas con blazers, transparencias, de punto o de trapo, pero sobre todo muy plisadas.
Llega un momento clave en la colección de Montesinos: Paola Dominguín con un traje de rayas diplomáticas y pantalones súper anchos se lleva todos los aplausos del público. Pero no es la única musa de Francis en subirse a la pasarela, también María Pineda, Estefanía Luyck y Helena Barquillo se prestan para lucir los diseños de esta colección tan 'spanish'.

En un desfile tan de nuestra tierra, por supuesto, no podían faltar los lunares propios de los trajes de sevillana, ni tampoco los encajes con lentejuelas que se convierten en protagonistas. De repente, aparecen vestidos tricotados de varios colores, material y tonos también utilizados para ciertas prendas masculinas.

Además, el diseñador "homenajea y recorre momentos de su trayectoria a través de un collage de portadas que se encajan para crear su nuevo estampado '40 Years in Fashion'". En cuanto a los materiales: tejidos naturales, tules plisados, transparencias, punto artesanal, sedas, gasas y organzas combinadas entre sí.

El color nude se apodera de las noches de Francis Montesinos en vestidos de gitana con mucho volante. También hay hueco para los monos de lentejuelas y, como no, para la combinación rojo-amarillo. Como sorpresa final, una novia a modo de virgen de Semana Santa con maxi peineta de oro. El público enloquece. Un 'olé' por Francis Montesinos.

David Delfín muestra sus formas geométricas con aires de los ochenta
Llegamos al ecuador de la segunda jornada de la 54 edición de Cibeles Madrid Fashion Week en la que "mantenerse, adaptarse y continuar es el reto", según el propio David Delfín indica. El creador de este desfile ha traído hasta la pasarela un despliegue de líneas geométricas adornadas con una explosión de color en estado puro.

PIE DE FOTO

Se enciende una luz roja y suena la música. Desde la front row, Carmen Lomana, Boris Izaguirre, Mario Vaquerizo, Alaska y la extraña presencia de un zombie no apartan su mirada del marco por donde saldrán las modelos vestidas con los diseños más espectaculares de David Delfín.

Las formas geométricas en colores de lo más vivos resaltan sobre un fondo blanco nítido. Se trata de "transformar las limitaciones en oportunidades". Una colección cargada de "dinamismo y alegría" en la que se entremezclan los vestidos con las minifaldas, los shorts e incluso hay sitio para los pantalones con una pata larga y la otra corta.

La línea masculina sigue la misma tónica. De hecho, podemos ver a los modelos luciendo modernísimos pantalones en color rosa pastel conjuntados con camisetas transparentes con una manga de cada color, siempre muy ácidos.

Los cortes se rigen por la rectitud de las formas en prendas que "se descuartizan y reconstruyen" y "los tejidos desvelan todo su colorido". Mucho reciclaje. Los materiales: seda, algodón, poliéster, acetato, poliamida...

La gran ovación por parte del público ha llegado con los trajes largos. Primero, un vestido en color crema con la falda tableada y detalle geométrico y multicolor por el escote. Los flecos anchos de colorines son una arriesgada, pero muy acertada apuesta de David Delfín para la próxima temporada.

Sin embargo, lo más impactante de todo el desfile han sido los zapatos de taconazo, uno de cada color, sobre calcetines blancos, símbolo de que la moda ochentera está de vuelta. Y, por si quedaba alguna duda, suena la música de Alaska para la despedida.

La tormenta tropical entre lo masculino y lo femenino de Roberto Torreta
El tercer desfile de la segunda jornada de la 54 edición de Cibeles Madrid Fashion Week ha estado marcado por unas líneas muy sencillas que buscan la comodidad, pero sin dejar a un lado la sensualidad femenina. Arriba las mujeres sofisticadas y seductoras, by Roberto Torretta.

PIE DE FOTO
Sonaban los primeros acordes de una música cañera y aparecían las primeras modelos luciendo prendas en blanco y negro, combinación que jamás pasará de moda. Y eso bien lo sabe el diseñador, quien ha querido trabajar con estos dos colores haciendo pequeñas variedades. Sin embargo, el verde hoja, el fucsia y el azul klein han roto la armonía del principio, convirtiéndose en las firmes apuestas cromáticas de Roberto. Americanas XXL que hacen de vestidos y trajes de chaqueta son prendas fundamentales para el look de Torretta.

El diseñador juega con la dualidad entre lo masculino y lo femenino plasmando su realidad en camisas de popelin, tops ultrafemeninos, vestidos cortos, pantalones, blusas, shorts y faldas.

En cuanto a los materiales elegidos por el diseñador, se encuentran el algodón, sedas, crêp de chine, cuero, georgette de seda para la noche...

Las grandes ovaciones del público se han hecho patentes cuando han aparecido los vestidos asimétricos con estampados florales, uno de ellos combinado con chaqueta de cuero, una original y rompedora apuesta.

La noche de Roberto Torretta se inunda de elegancia y sofisticación transformadas en vestidos largos con escotes en V y espaldas al descubierto, diseños exuberantes.

Ágatha Ruiz de la Prada despliega su particular universo
El segundo desfile de la jornada ha venido de la mano de la original diseñadora que, por primera vez, se ha rendido a unas pautas dictadas por la pasarela de la calle. Esta es, sin duda, su colección más ponible. Sin embargo, Ágatha se niega a abandonar sus icónicos corazones.

Con la pasarela inundada de globos y corazones estalla una explosión multicolor representada por pitillos capri en tonos ácidos y camisetas anudadas en donde el tejido denim también se hace su particular hueco, siempre combinado con los colores flúor que tanto favorecen en la época estival.

Los pantalones, de talle alto, alargan las piernas femeninas hasta terminar en un vertiginoso tacón cuadrado y de charol que también sigue la línea de los colores más llamativos. Los complementos, muy playeros, sobre todo los bolsos con forma de sombrero.

Muy poco corazón para la primera parte del desfile. Algo que, como es lógico, ha sorprendido mucho entre el público. Y es que esta colección es, probablemente, la más ponible y prometedora de Ágatha Ruiz de la Prada.

Bajo la atenta mirada de su marido, Pedro J. Ramírez, y de la Reina del Glamour, Carmen Lomana, los biquinis, triquinis y vestidos frescos y veraniegos con estampados florales y de lunares se iban sucediendo.

La colección Primavera-Verano 2012 ha estado marcada por la habitual combinación cromática que siempre utiliza la diseñadora. Con el fucsia como base, los amarillos, rojos, naranjas y azules celestes se han ido combinando en estampados de cuadros y rayas marineras y anchas.

Para su apuesta de gala, Ágatha elige vestidos globo bicolores para alejar la tendencia de marcar las curvas de la mujer. Los monos en azul klein también han tenido su hueco en esta pasarela. Como prenda estrella, un vestido amarillo confeccionado a base de pétalos con forma de corazón.

Teresa Helbig, ultrafeminidad en la segunda jornada de la Madrid Fashion Week

PIE DE FOTO
Romanticisimo ultrafemenino y chic para la apertura de la segunda jornada de la 54 edición de Cibeles Madrid Fashion Week. Teresa Helbig presenta a una mujer rendida ante el glamour de Cannes para su nueva colección de verano 2012: "un tributo a la artesanía y la calidad".

La diseñadora apuesta por los minivestidos metalizados con una combinación cromática que gana protagonismo sobre los demás colores de la temporada: dorado-rosa. Los tonos pastel son los preferidos de Teresa para lucir en la próxima época estival, haciendo hincapié en el beige y el camel.

Abrigos de verano, monos, faldas, pantalones de ante y blusas. Todo con algún detalle de volantes y coronados con sofisticados botines de piel de pitón y plataforma dorada. Como prenda estrella, los trench que llevan incorporados una falda de vuelo, de la que sobresale un toque de tul, material que le da ese maravilloso toque de romanticismo francés.

Todo esto antes de dar paso a los estampados de rayas en colores flúor, pero siempre respetando la máxima de ir combinadas con el color neutro por excelencia en esta colección: el beige.

En cuanto a los materiales, Helbig ha trabajado con tejidos naturales como el de piña, el lamé de lurex y el ante trenzado de forma artesanal, además de las gasas de seda. Los tonos elegidos son los neutros y el nude, aunque Teresa en algunos momentos se permite el lujo de romper con fuerza utilizando el morado.

Al caer la noche, aparecen los vestidos largos muy plisados y con mucho vuelo, dejando a un lado la idea de marcar silueta y ofreciendo a la mujer mayor amplitud de movimiento. Los drapeados en el escote y las espaldas al aire son la línea que sigue Teresa Helbig en esta parte de la colección.

Una vez más, los colores suaves son la tónica de la pasarela: blanco roto, amarillo pálido y hasta un rosa morganita desgastado que muta en nude en función de la luz. El verde clorofila rompe con la monotonía y se convierte en la apuesta fuerte de la noche, momento del día en el que el georgette de seda y los cortes sofisticados se convierten en protagonistas femeninos.

Finalmente, hay que destacar que esta colección es la primera en la que la diseñadora presenta una línea de bolsos artesanos realizados mediante la misma técnica y tejidos de los vestidos de la colección.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.