www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

QUITA EN GRECIA

viernes 23 de septiembre de 2011, 13:51h
Está claro que son muchos los dirigentes de Grecia que no quieren pagar la deuda. Saben que la salida griega del euro sería una catástrofe para Europa y chantajean con ella. El despilfarro de los últimos años ha conducido a una deuda pública que no se puede pagar, a pesar de recortes, ahorros y austeridad. La fórmula más viable sería negociar una quita. Si los acreedores aceptaran renunciar al 50% de lo que Grecia les debe, y el Gobierno griego mantuviera las exigencias de austeridad, es probable que el Estado pudiera salir del pozo donde se ha metido y abonar el 50% de su deuda pública.
Lo que ocurre es que los acreedores no están por la labor. Presionarán para que Europa siga prestando dinero a Grecia y no perder la esperanza de cobrar aunque los pagos se dilaten. El problema es si se les presenta el dilema: o percibir el 50% o nada. Las quitas no se hacen nunca con satisfacción para el acreedor. Se hacen cuando se comprende que se pierde todo sin quita y se recupera el 50 o el 60% con quita.
Grecia está al borde de la quiebra, en la frontera de la suspensión de pagos. Aunque lo probable es que se prorrogue la situación con nuevos parches, los analistas más solventes aseguran, sin embargo, que antes o después, la nación no podrá pagar su deuda y habrá que arbitrar una fórmula inteligente de quita.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.