www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crónica social

Glamour en la alfombra roja del Festival de Cine de Málaga

sábado 05 de abril de 2008, 00:31h
La gala inaugural de la XI edición del festival español de Málaga reunió a veteranos de lujo y a “un buen puñado” de rostros deseados por las jovencitas. La fuerza de la televisión fue evidente ante los gritos, algún desmayo y muchos alaridos de las fans de Miguel Ángel Silvestre, el hombre del momento. Su papel de “El duque” en la serie “Sin tetas no hay paraíso” le ha abierto la puerta de una popularidad que le ha desbordado y le cuesta asimilar.

Su llegada al hotel malagueño, en el que se alojan todos los invitados del festival, venía precedida de un percance en el AVE que le trasladó al festival al derrumbarse unas vallas de protección en la estación debido al fervor y la pasión de las fans que le esperaban para recibirle. Con “el susto en el cuerpo”, el actor encontró parecido recibimiento en el hotel AC Málaga, lo que le obligó a abandonarlo minutos más tarde por la puerta trasera para evitar el acoso mediático que últimamente se organiza en cada una de sus salidas.




Los gritos ensordecedores volvieron a repetirse a su llegada a la alfombra roja del Teatro Cervantes adonde llegó impecablemente vestido por Hugo Boss. Posó, sonrió, lanzó besos por doquier y dejó todo el protagonismo a los “reyes de la noche” que no eran otros que los intérpretes y el director de "Todos estados invitados": José Coronado, Oscar Jaenada, la italiana Vanesa Incontrata y Manuel Gutierrez Aragón (director).




La gala estuvo presentada por la racial Lolita, que no recurrió a un diseño prestado por el diseñador de turno, y Hugo Silva, otro de los chicos a los que la televisión ha puesto en la “orbita de las jovencitas”. La serie "Los hombres de Paco" le han convertido en otro imprescindible en las listas de los más deseados, sexys y todos esos calificativos que le hacen subir enteros en las quinielas de “los hombres del año”.











Natalia Verveke, con un entallado modelo de Dolce&Gabanna, puso el punto sexy de la noche. Con una silueta tallada a golpe de gimnasio, la actriz “lució palmito” en una alfombra roja que adoleció de colores estridentes en los diseños elegidos.













Manuela Velasco, reciente Goya a la mejor actriz revelación por REC, llegó luciendo un modelo de la nueva temporada de Carolina Herrera. Sobrina de la veterana Concha Velasco, acompañará este sábado a la actriz en el que será su gran día. El festival de Málaga y el mundo del cine tributan un merecido homenaje “a la chica de la Cruz Roja” que, a sus sesenta y cinco años, aún sigue siendo la más “yeyé” de nuestro panorama artístico.













¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios