www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

se insiste en el "riesgo cero" del consumo de vacuno

Se investiga un nuevo caso de "vacas locas", en Galicia

lunes 07 de abril de 2008, 15:46h
Preguntado por el caso de Lugo, el subdirector general de Epidemiología, Xurxo Hervada, señaló que todos los años aparecen en España unos 100 casos de Creutzfeldt-Jakob, pero sólo se han confirmado tres de la variante procedente de la encefalopatía espongiforme bovina.

El director general explicó que la muerte de dos personas afectadas en Castilla y León se suman a otro en Madrid, frente a los 204 en todo el mundo, 163 en el Reino Unido ó 20 en Francia, países cuyos consumidores estuvieron mucho más expuestos que los españoles hasta finales de 2000, en que se tomaron las medidas de prevención.

Sobre éstas aseguró que han sido absolutamente eficaces, por lo que hoy no hay ningún riesgo para el consumidor, y agregó que la aparición de personas afectadas en estos años estaba "prevista", ya que la enfermedad tiene un período de latencia de 6 a 8 años y un máximo de unos 12, por lo que podrán seguir apareciendo aproximadamente hasta 2014.

Tras insistir en que "nunca nuestra carne fue tan segura como en este momento", Ramón Medina informó de que las medidas adoptadas se basan en el análisis de la totalidad de las vacas de más de 24 meses, el diagnóstico precoz y el sacrificio de las "sospechosas" en un matadero, en la localidad lucense de Chantada, que no se emplea para carne de consumo.

Hervada resaltó que la enfermedad en las vacas está disminuyendo, mientras que los casos en humanos están en fase ascendente, aunque en niveles muy bajos, que, en cualquier caso, dijo, "son demasiados, porque no debería de haber habido ninguno", pues al inicio se barajó la posibilidad de que fuesen cientos de miles en todo el mundo.

Dos muertes y más casos
La Junta de Castilla y León señaló que las muertes de los dos afectados por la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob se produjeron los pasados 28 de diciembre de 2007 y 7 de febrero de 2008. Las edades de los fallecidos es de "40 y 51 años", sin precisar tampoco a quién de estos "ciudadanos" pertenece cada una de ellas.

Según ha señalado Alberto Rábano, jefe de la unidad de Neuropatología de la Fundación Hospital de Alcorcón (Madrid), centro de referencia de estas patologías, se trata de casos "independientes". Ha advertido de que "no sería raro que aparecieran más casos", si bien ha señalado que hay que seguir vigilando y que las cifras en Europa "siguen siendo muy bajas".

Por otro lado, la Junta de Castilla y León ha trasladado a la población un mensaje de "tranquilidad" después de conocer la muerte de dos jóvenes afectados por la enfermedad Creutzfeldt-Jakob, variante humana del denominado mal de las vacas locas.

Hasta el momento se desconoce si comieron la carne en España o en el extranjero.

"No existen riesgos epidemiológicos"

Además, un portavoz de la Consejería de Sanidad ha explicado que, desde el punto de vista epidemiológico, las muertes "no tienen valor". Según fuentes de la Junta, en estos dos fallecimientos, que no tienen consecuencias epidemiológicas, la Consejería siguió el protocolo establecido en estos casos como es notificar los dos casos a la red nacional y a la red europea.

Asimismo, el Ministerio de Sanidad, a través de un comunicado, quiere transmitir a los ciudadanos que la aparición de casos esporádicos de la enfermedad entra dentro de las previsiones que se hicieron a nivel de toda Europa hace ya más de 8 años.

En aquel momento se pusieron en marcha las medidas correctoras, principalmente en la alimentación del ganado, para frenar la aparición de la enfermedad. Los hechos han corroborado que las actuaciones eran las correctas, ya que en España sólo han aparecido hasta el momento estos dos casos y el fallecimiento de una mujer en junio de 2005, menos que en otros países europeos.

Previsiblemente algunos casos más pueden producirse en la Unión Europea pero siempre consecuencia de lo sucedido hace ya más de una década.

Por otro lado, el director general de Salud Pública del Gobierno regional, Javier Castrodeza, ha insistido en que el diagnóstico de dicha enfermedad se produce "post mortem", con la autopsia del paciente y el examen de su cerebro, y ha apelado a la "prudencia" para el tratamiento de este asunto, ya que hasta que no se ha dispuesto de los resultados de los análisis no se podía confirmar la causa de los fallecimientos.

Con estos dos casos ascienden a tres los españoles muertos a causa de la variante humana de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, el primero de ellos en 2005, una mujer de 26 años.

Se siguieron los trámites ordinarios

Hace 10 días la Consejería de Sanidad notificó al Registro Nacional un nuevo fallecimiento que había sido también confirmado anatomopatológicamente por el Hospital de Alcorcón.

El pasado mes de febrero la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, siguiendo el protocolo establecido, notificó al Registro Nacional de la enfermedad del Instituto de Salud Carlos III la existencia de un caso de la variante de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob confirmado por el laboratorio de referencia del Hospital de Alcorcón (Madrid).

Según ha puesto de manifiesto el Ministerio de Sanidad, el caso fue notificado a nivel internacional, confirmando que se trataba del segundo caso de la enfermedad nueva variante que aparecía en España.

Asimismo fuentes de la Administración destacan en un comunicado que "junto con la Consejería de Sanidad de Castilla y León, el Ministerio de Sanidad y Consumo valoró el caso y no se consideró necesaria ninguna otra actuación más allá del entorno del fallecido".

Otras reacciones

Según han asegurado cercanas al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, los dos fallecimientos por Creutzfeldt-Jacob se han producido por consumo de carne infectada en España antes de 2001. En aquella fecha, y tras la detección en España, el 22 de noviembre de 2000, del primer caso de un animal afectado por la Encefalopatía Espongiforme Bobina (EEB), conocida como el "mal de las vacas locas", la Unión Europea adoptó medidas de control, prevención y erradicación de la enfermedad.

Por otro lado, el presidente del Colegio de Veterinaria de España, Juan José Badiola, no ha descartado que en España se pueda producir algún caso más de enfermedad de las vacas locas, al tiempo que subrayó la seguridad del consumo de vacuno.

El experto, referente en el estudio de las "vacas locas" en España, destacó que este tipo de patología tarda ocho o díez años en expresarse, es decir, "nada tiene que ver con la situación actual" y, por tanto, lo sucedido ahora no se debe a contaminaciones actuales.

El consumo de la carne de vacuno es "muy seguro, en los mataderos se eliminan todos los materiales de riesgo", añadió Badiola, quien además recordó los fuertes controles impuestos por la Unión Europea.

A su juicio, no deberían existir motivos de alarma entre la población, dado que se trata de "una situación que viene de atrás".

Sin embargo, las principales organizaciones de consumidores han solicitado al Ministerio de Sanidad y Consumo que explique las razones del retraso en el anuncio de la muerte de dos personas por el mal de las vacas locas y que actúe con claridad.

Antonio López, portavoz de la Confederación de Consumidores y Usuarios (CEACCU) ha asegurado que no hay motivos para la alarma pero que "no deja de ser extraño" que se tarde tanto en anunciar estas muertes, ocurridas el 28 de diciembre de 2007 y el 7 de febrero de 2008.

Yolanda Quintana, responsable de comunicación de la Confederación Española de Organizaciones de Ama de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU) ha señalado que en el caso de que se haya retenido esa información, sería "una grave irresponsabilidad".

Quintana ha explicado que las medidas que restringen el uso de harinas cárnicas como pienso para los animales deben seguir vigentes, a pesar de que "ciertos sectores ganaderos" plantean volver a ese uso por la subida de precios de los piensos actuales.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.