www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crónica religiosa

Duro alegato del Papa contra el aborto y el matrimonio entre homosexuales

domingo 15 de enero de 2012, 11:24h
El Papa ha declarado ante los embajadores acreditados en la Santa Sede que "las políticas que atentan contra la familia amenazan la dignidad humana y el futuro mismo de la humanidad".
Benedicto XVI no se ha andado por las ramas. Es un hombre que habla claro y directo y esta vez lo ha hecho ante los embajadores acreditados ante la Santa Sede, algunos de los cuales han tenido que oír como condenaba las políticas de ciertos países que al cuestionar la familia tradicional basada en la unión entre un hombre y una mujer atentan, según el Pontífice, "contra el futuro mismo de la humanidad".

“Las políticas que atentan contra la familia amenazan la dignidad humana y el futuro mismo de la humanidad", dijo el Santo Padre a 160 diplomáticos reunidos en la Sala Regia del Vaticano."La familia basada en el matrimonio de un hombre y una mujer no es una simple convención social, sino la célula fundamental de toda sociedad", añadió, refiriéndose a las leyes que en algunos países permiten el matrimonio entre homosexuales o la adopción de niños por parte de estos.

Benedicto XVI cree que “la humanidad se ve en peligro por las leyes que no sólo permiten, sino que en ocasiones incluso promueven, el aborto por razones de conveniencia, o por motivos médicos cuestionables". Además, el Papa se congratuló por una resolución de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, que el año pasado condenó "la selección prenatal del embrión en función del sexo".

Pero también el Papa quiso llamar la atención de los representantes diplomáticos por los graves problemas que están teniendo los cristianos en varias naciones de oriente."En muchos países, los cristianos carecen de derechos fundamentales y están marginados de la vida pública, dijo Benedicto XVI, recordando la figura del ex ministro paquistaní de Minorías, el católico ShahbazBhatti, asesinado el pasado mes de marzo en un atentado atribuido a unos islamistas. También el Santo Padre pidió la apertura de "un diálogo fructífero entre los actores políticos" en Siria en presencia de "observadoresindependientes". El pontífice reiteró su llamamiento a que se ponga "fin al derramamiento de sangre" en el conflicto civil en Siria.

Los diplomáticos seguro que han tomado buena nota de estas palabras y condenas de Benedicto XVI y es de esperar que la Embajadora española, señora Figa, haya añadido algunas anotaciones al margen de su telegrama al ministerio de exteriores, para su traslado al señor Rajoy, ya que en el Vaticano esperan algún movimiento de ficha.

Por último, quisiera felicitar a Monseñor Fidel Herráez, obispo auxiliar de Madrid que ha sido nombrado Consiliario de la Asociación Católica de Propagandistas, en sustitución de Monseñor Cesar Franco, también auxiliar de Madrid. Gracias a uno y bienvenida al otro.