www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El cierre de Spanair

lunes 30 de enero de 2012, 07:38h
El cese de actividad de la compañía Spanair ha dejado en tierra a 22.000 pasajeros, y puede costarle el puesto de trabajo a más de 4.000 personas. Cifras todas sumamente negativas, a lo que hay que sumar los 130 millones de euros insuflados por el Generalidad de Cataluña, primero con el Tripartito y ahora con CIU. Se da la novedosa circunstancia, pues, de que por primera vez la quiebra de una compañía aérea afecta a una administración autonómica, la catalana.

Muchos son los errores cometidos por Spanair en lo que se refiere a su gestión empresarial. Fruto de la fatalidad, y puede que también de alguno de esos errores, se produjo el accidente que en 2008 acabó con la vida de 154 personas, y cercenó definitivamente las esperanzas de reflotar la aerolínea. Ahora toca a sus actuales responsables afrontar las consecuencias de una actuación manifiestamente ilegal -vendieron billetes hasta última hora, aún a sabiendas de que muchos viajeros se quedarían tirados-. Pero no deberían ser los únicos en responder.

Y es que la factura -130 millones de euros de dinero público- de la aventura fallida del nacionalismo catalán de tener su propia compañía de bandera le va a salir muy cara al contribuyente. Hay responsabilidades empresariales, desde luego, pero debería haberlas también en el ámbito político.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.