www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

explica su "hoja de ruta” contra Eta

El decálogo de Fernández Díaz al frente de Interior

martes 31 de enero de 2012, 12:10h
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha explicado este martes en el Congreso las prioridades y objetivos de su departamento y, especialmente, su "hoja de ruta" contra Eta que, en su opinión, mantiene una estructura "latente" y "activa en la clandestinidad" a pesar del cese definitivo de su actividad. En diez puntos ha definido Fernández los objetivos de su Ministerio, que hoy cuenta con un presupuesto limitado y equivalente al de hace cinco años.
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha comenzado su intervención agradeciendo a Mariano Rajoy el hecho de haberle elegido como titular de un departamento “que exige una gran responsabilidad”. “Invertiré en ello todo mi tiempo y capacidad”, ha dicho el ministro que ha añadido además que “no tenemos un minuto que perder” y citando a Cervantes ha concluido que “por la calle del ya voy, se llega a la calle del nunca” para explicar que tiene poco tiempo de reacción.

De nuevo las dificultades económicas han centrado la intervención de un ministro ante una Comisión. “Soy consciente del reto que asumo y ahora más que nunca en las dificultades de crisis económicas que nos encontramos”, ha asegurado el ministro que ha puntualizado además que “el ministerio tiene hoy un presupuesto equivalente al de hace cinco años”.

El reto de Interior no va a ser otro que luchar por la seguridad. “Hemos de intentar conseguir que España sea cada vez un país más seguro”, con esta frase el Fernández ha resumido las prioridades de su departamento. El hecho de que España se convierta en un país más seguro no es baladí, en tanto en cuanto, significa que generaría confianza exterior. “La superación de la crisis exige un importante esfuerzo, porque sólo en un país seguro podrá aflorar la confianza tanto interna como externa”

A continuación, Fernández Díaz ha enumerado las medidas que pretende llevar a cabo en el seno de su departamento, unos objetivos “ambiciosos”, en palabras del ministro.

“El primer objetivo de este Ministerio es garantizar el libre ejercicio de las libertades de los ciudadanos exluyendo de su vida el terrorismo, el desarrollo de una política de lucha contra todas modalidades de crimen organizado, hacer frente a un fenómeno que causa alarma social y tiene que ver con la multireincidencia, desarrollar mecanismo de protención para los grupos más vulnerables de la sociedad: niños, adolescentes y mujeres que sufren la lacra de la violencia doméstica, gestionar de manera eficaz la inmigración ilegal, reducir la siniestralidad víal para que nuestras carreteras sean seguras, dotar de seguridad a nuestra cultura protegiendo el patrimonio hisórico del expolio, racionalizar los medios disponibles y hacer un uso eficiente de los recursos escasos, modernizar las unidades de servicios y procedimientos incorporando las tecnologías de la información y, por último, mejorar la transparencia y la participación ciudadana”.

Terrorismo
De los puntos explicados por el ministro, quizá el más significativo sea el que tiene que ver con el fin de Eta, el que es en definitiva, el reto prioritario de este departamento. “Los terroristas y sus complices han intentado imponer por la fuerza un modelo totalitario”, ha dicho Fernández Díaz quien ha añadido que “la eficacia de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, la de los jueces y la cooperación internacional han llevado a Eta a declarar un cese permanente de la violencia”.

Más importante aún ha sido “la unidad de las víctimas que han permitido que hoy estemos mucho más cerca de la paz”. Por ello, “desde el ministerio y el Gobierno anuncio que su memoria jamás será olvidada”, ha concluido el titular de Interior.

“Ahora nos toca a todos esperar que Eta se disuelva y que aquellos que han usado la violencia se responsabilicen de sus actos”, ha afirmado Fernández Díaz que ha aseverado además que “la verdadera prueba del fin de los terroristas será que reconozcan el daño causado a las víctimas y pidan perdón”.

En alusión clara a la izquierda abertzale el ministro ha asegurado que “quienes han jaleado a los violentos no pueden pasar a ser demócratas de la noche a la mañana”. “Son muchas las veces que los violentos han engañado a la sociedad y esto nos obliga a ser prudentes e inteligentes”. “Ahora más que nunca debemos mantener la unidad de los demócratas gracias a la cual hemos llegado aquí”, ha afirmado el ministro que ha situado como soportes de la política antiterrista la “inteligencia, prudencia, unidad y discrección entre los demócratas, son los soportes de la política antiterrorista”.

Además, el ministro ha declarado que van “a luchar contra la impunidad para que no queden asesinatos sin esclarecer”. La política penitenciaria es una de las partes más sensibles de la política antiterrorista, porque –en palabras del ministro- “Eta impide a los presos acogerse a los beneficios penitenciarios y durante las primeras semanas de 2012 el 95% de los presos de Eta han tenido que secundar obligados los principios de Eta”.

Por todo ello, “vamos a impulsar una política penitenciaria de reinserción individualizada”, eso sí, basada en la Ley, porque “la única hoja de ruta del Gobierno es la de la aplicación de la Ley”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios