www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

gracias a la ayuda humanitaria y la lluvia

Declarado el fin del hambre en Somalia, pero en el resto del Cuerno de África sigue

La ONU ha declarado el fin de la hambruna en Somalia este viernes pero ha advertido de que la situación es "reversible", sin embargo, desde Misiones Salesianas se pide a la comunidad internacional que no se olvide del Cuerno de África, donde aún se necesita ayuda para subsistir.


La ONU declara el fin de la hambruna en Somalia gracias a la lluvia y a la ayuda humanitaria. Según un nuevo informe, el número de personas que necesitan ayuda humanitaria de emergencia en Somalia ha pasado de 4 millones -seis meses después de que se declarase la hambruna- a 2,34 millones, el 31 por ciento de la población.

La ONU declaró la hambruna en dos zonas del sur de Somalia el pasado julio, y en septiembre extendió la alerta a seis de las ocho regiones del país. Aunque en un primer momento dijo que unos 750.000 somalíes corrían el riesgo de morir de hambre, el noviembre redujo la cifra a 250.000.

El estudio ha sido elaborado por la Unidad de Análisis de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición (FSNAU), cuya gestión corre a cargo de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), y la Red de Sistemas de Alerta Temprana contra la Hambruna (FEWS NET), de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

Lluvias y ayuda, esenciales
El nuevo director general de la FAO, José Graziano da Silva, ha explicado en una rueda de prensa en Nairobi, tras visitar el sur de Somalia, que "la llegada de las lluvias tan esperadas, unida a los considerables insumos agrícolas suministrados y a la respuesta humanitaria desplegada en los últimos seis meses, son las razones principales de esta mejoría".

"Sin embargo, la crisis no ha terminado. Solo podrá resolverse si a las lluvias se suman intervenciones continuas, coordinadas y de largo plazo que fortalezcan la resiliencia de la población local y asocien la ayuda con el desarrollo. Es imposible evitar la sequía, pero se pueden establecer medidas para tratar de evitar que se conviertan en hambruna. Tenemos tres meses hasta la próxima temporada de lluvias", ha añadido.

El Coordinador Humanitario de Naciones Unidas para Somalia, Mark Bowden, ha advertido en un comunicado de que "los logros son frágiles y se revertirán si no hay un apoyo continuo". "En el sur de Somalia aún hay 1.700.000 personas en situación de crisis. Millones de personas siguen necesitando comida, agua limpia, cobijo y otro tipo de asistencia para sobrevivir, y se prevé que la situación empeorará en mayo", ha resaltado.

Graziano da Silva ha afirmado que la FAO intensificará sus actividades en el Cuerno de África y ha destacado que la agricultura es un factor decisivo para la paz y la estabilidad en la región, según un comunicado de la organización. Según la FSNAU y la FEWS NET, las precipitaciones que se produjeron entre octubre y diciembre de 2011 y las intervenciones agrícolas y humanitarias permitieron a los agricultores producir y comprar más alimentos.

Pero el compromiso no termina
Por otra parte, Naciones Unidas declara el fin de la hambruna en Somalia, sin embargo, desde Misiones Salesianas se pide en un comunicado a la comunidad internacional que no baje la guardia y no se olvide del Cuerno de África, donde aún millones de personas necesitan ayuda para subsistir.

En Etiopía, por ejemplo, aún no se ha cubierto el 40% de las necesidades de ayuda para los refugiados. “Etiopía a recibido unos 98.000 refugiados provenientes de Somalia. En la zona de Cuerno de África hay más de 950.000 refugiados somalíes”, según advierten los misioneros que trabajan en al zona. Además, en regiones, como Jijiga (al noroeste del país), se ha perdido el ganado y la mayoría de los niños sufre desnutrición. Aquí, Misiones Salesianas reparte agua y comida a más de 20.000 personas. También, “en diciembre comenzamos a repartir kits de emergencia a más de 1.700 personas”, explican.

En los campos de refugiados de Dollo Ado, “las últimas lluvias y lo precario de las tiendas nos han puesto en alerta porque han empeorado los índices de malnutrición y las condiciones de la salud”, alertan los misioneros. Además, Misiones salesianas reparte agua, ropa, comida… “Y el ACNUR y ARRA (Agencia para los Refugiados y Retornados) nos han pedido abrir una escuela”, añaden.

La situación en Kenya también sigue difícil y, por ejemplo, el distrito de Turkana necesita ayuda urgente y más de 1.377 hogares están en peligro.

Por todo ello, Misiones Salesianas mantiene su compromiso con el Cuerno de África y pedimos a los Gobiernos y organismos internacionales que sigan con el apoyo a la zona para que la situación de millones de personas no se agrave aún más. Además, dispone dos números de cuenta para canalizar la ayuda y la solidaridad de los ciudadanos: Banco Popular: 0075-0001-82-0606999039 y Banco Santander: 0049-2710-77-2814107477.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.