www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ni descartan ni confirman huelga general

Los sindicatos cargan contra la reforma y anuncian manifestaciones

lunes 13 de febrero de 2012, 13:05h
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha respondido a CCOO y UGT que la reforma laboral aprobada es equilibrada y constitucional, y además incorpora los acuerdos que ellos han alcanzado en materia de negociación colectiva. Báñez ha hecho estas declaraciones a la prensa tras reunirse con los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez; y los presidentes de CEOE, Juan Rosell, y de CEPYME, Jesús Terciado, para explicarles la reforma aprobada.

Preguntada si va respetar lo que empresarios y sindicatos han pactado en el II Acuerdo sobre Empleo y Negociación colectiva, Báñez ha respondido que sí y que lo único que ha hecho el Gobierno en esta materia es fijar que si no hay pacto exista un final. La norma limita a dos años el plazo que puede estar un convenio sin renovarse una vez que ha expirado y obliga a las partes a someterse al laudo de la comisión nacional consultiva de negociación colectiva.

Sobre el laudo que los sindicatos creen que puede ser inconstitucional la ministra ha dicho que son reglas claras, que dan seguridad jurídica y sobre todo una solución respetuosa con los acuerdos de los agentes sociales. De la demanda sindical para que se reponga el que el despedido pueda seguir optando por la readmisión o por la indemnización, Fátima Báñez ha dicho que la discusión técnica está abierta.

Según la ministra, les ha ofrecido iniciar una serie de negociaciones técnicas, que también se abrirán con los partidos políticos, para ver si es posible mejorar la reforma. No obstante, ha dejado claro que es completa y no va contra nadie, al tiempo que da más oportunidades a los 5,3 millones de parados que hay. Además, Báñez ha justificado su aprobación en que, ante la grave crisis económica y social que se vive, el Gobierno tenía que actuar.

Hasta ahora se tenía una legislación laboral que ha destruido 2,7 millones de empleos y ante eso el Gobierno tenía que hacer algo pensando en los parados y especialmente en los jóvenes, ha precisado la ministra de Empleo y Seguridad Social. Para Báñez, ahora es el momento de enriquecer la reforma y de llegar a acuerdos con agentes sociales y partidos porque "cuánto más sea la de todos" antes se saldrá de la crisis y antes se creará empleo.

Esta es la reforma del empleo estable y de la flexibilidad, que favorece que se mantenga el empleo en momentos de crisis y que empresarios y trabajadores puedan adaptarse a las circunstancias para que el despido deje de ser la única vía de ajuste, ha reiterado la ministra.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios