www.elimparcial.es

conduccion

prevención y prudencia

La DGT advierte de que la nieve, el hielo, la niebla, la lluvia y el viento alteran de manera notable las condiciones en que se desarrolla la circulación y generan mayores dificultades para conducir al provocar en el conductor fatiga visual y alterar la tensión nerviosa.