www.elimparcial.es

inmobiliarias

[i]Cómo sobrevivir al crack inmobiliario[/i]

El economista Borja Mateo publica su segundo libro después de la repercusión de La verdad sobre el mercado inmobiliario (Editorial Manuscritos), en el que desentrañaba las claves de uno de los sectores protagonistas de la crisis económica actual. Ahora, con Cómo sobrevivir al crack inmobiliario (Editorial Manuscritos), Mateo ofrece una guía ciudadana para defender los intereses de cada uno con respecto a la compra-venta o alquiler de viviendas. En una entrevista con El Imparcial, Mateo reduce el mensaje a un telegrama: “Comprador no compres; inquilino renegocia tu alquiler; vendedor vende echando virutas; casero, ¿no has pensando en vender?”.

ACUMULA UN DESCENSO DEL 30% DESDE 2007

El precio medio de la vivienda cerró el pasado mes de abril con un descenso del 12,5% respecto al mismo mes de 2011, con lo que acumula un ajuste del 29,8% desde diciembre 2007, cuando el precio de los pisos alcanzó su valor más elevado, según la firma de tasaciones inmobiliarias Tinsa.

Según el BdE

La tasa de morosidad de los préstamos concedidos por las entidades financieras para actividades inmobiliarias repuntó en el segundo trimestre del año hasta el 17,7%, la cifra más elevada la historia. El dato de junio supera en 2,5 puntos porcentuales el del cierre del primer trimestre (15,2%) y en 6,5 puntos el nivel del primer trimestre del ejercicio anterior (11,2%).

los visados bajan un 58,1%

El número de hipotecas constituidas sobre viviendas y los visados concedidos por los colegios de arquitectos técnicos para la construcción de viviendas nuevas cayeron un 21,9 por ciento y un 58,1 por ciento respectivamente en 2009.
  • 1

Informe de UCE

La Unión de Consumidores de España (UCE) asegura que el 75% de los contratos de compraventa de viviendas contiene cláusulas abusivas. La asociación lo ha puesto de manifiesto en el presentación de un informe sobre la materia, que defiende que la mayoría de estos excesos están relacionados con gastos imputados a los compradores que deben pagarse a los vendedores.

frente al beneficio de casi 1.450 millones en 2007

Las principales inmobiliarias cotizadas cerraron 2008 con unas pérdidas conjuntas de 6.000 millones de euros, frente al beneficio de casi 1.450 millones obtenido un año antes, debido a la caída de las ventas y los precios, que ha provocado la depreciación de los activos de estas compañías.