www.elimparcial.es

KGB

RUSIA

Ha anunciado que está dispuesto a emplear "medios adicionales" en Siria.

De la CIA a la KGB

Los secretos mejor guardados del espionaje internacional han sido "desclasificados" por el museo Discovery Times Square de Nueva York, con una exposición que se adentra en los turbulentos años de la Guerra Fría y los ingeniosos artilugios que usaban la CIA, la KGB o la STASI para adentrarse en territorio enemigo, desvelando que "leyendas urbanas" como el "zapatófono" del popular "Agente 86", no era precisamente producto de la ficción televisiva.

¿viaje de regreso a la guerra fría?

Hasta hace unas pocas semanas, Anna Chapman no pasaba de ser otra joven emprendedora de bellos rasgos caucásicos intentándose hacerse un hueco en la capital del mundo, Nueva York. Pero, tras destaparse el entramado de espías y de turbios secretos oficiales en el que Chapman jugó un papel protagonista, esta escultural rusa de cautivadores ojos esmeralda ha pasado a copar las portadas de medio mundo. Tras volver a Rusia con el resto de sus compinches en el que ha sido el mayor canje de espías entre Estados Unidos y Rusia desde la Guerra Fría, empiezan a conocerse más detalles de esta mujer amante del lujo, la moda y las redes sociales.

obra de un grupo artístico

Un grupo de grafiteros rusos pintó un falo de 65 metros de largo en un puente levadizo de San Petersburgo situado justo enfrente de la sede del Servicio Federal de Seguridad (FSB, ex KGB), informaron hoy los organizadores. "A las dos de la madrugada en punto, nuestro Falo Cósmico tocó el cielo sombrío de San Petersburgo (...) frente a la sede del FSB", escribió en su blog el ideólogo del grupo artístico Voyná (Guerra), Alexéi Plutser-Sarnó, conocido folclorista, filólogo y autor de un diccionario de léxico obsceno en doce tomos.
  • 1

mundo

A menudo se dice que la prostitución es el oficio más antiguo del mundo. De ser así, el segundo sería el espionaje. Desde tiempos inmemoriales, la inteligencia y la astucia han sido utilizadas por reyes, gobernantes, tiranos y dictadores para ganarle la partida al enemigo. Desde los antiguos tratados de Sun Tzu o Chanakya pasando por las criptografías egipcias, los cifrados romanos, los complots palaciegos medievales, o las complejas máquinas de encriptación nazi o japonesas de la segunda guerra mundial, el espionaje siempre ha ido un paso por delante en cuanto a tecnología.