www.elimparcial.es

Portugal

El presidente portugués designa a Costa como primer ministro.

TRAS LA CAÍDA DEL GOBIERNO DE PASSOS COELHO

El jefe de Estado de Portugal puede mantener a Passos Coelho en el Gobierno en funciones.

PORTUGAL

El partido que ganó las elecciones portuguesas no gobernará.

TURBULENTA RESACA POST ELECTORAL LUSA

Conservadores y socialistas se enrocan en sus posiciones.

PERFIL DE PASSO COELHO

El primer ministro luso Pedro Passos Coelho ha revalidado su triunfo en las urnas este domingo, a pesar de que no podrá gobernar en mayoría, una victoria que se interpreta como un espaldarazo a su gestión de la crisis a base de medidas de austeridad para cumplir la exigencias de los acreedores internacionales. La mano dura del conservador le ha valido el apodo del 'mejor alumno" de la troika y parece que ha terminado de convencer a los portugueses como receta para la recuperación.

Passos Coelho, favorito para repetir como primer ministro.

TRAS LAS ELECCIONES

Mariano Rajoy ha mirado muy de cerca... Por José Carlos Rodríguez

APROBADA UNA MOCIÓN DE RECHAZO

El actual primer ministro tomó posesión del cargo hace diez días.

PORTUGAL

Otras no presentaron "garantías de una solución estable".

PORTUGAL

Aún no se sabe si habrá una acusación que lo lleve al banquillo de los acusados.

VICTORIA DE PASSOS COELHO EN LAS ELECCIONES

A través de su cuenta de Twitter, el presidente del Gobierno español ha querido felicitar al primer ministro luso Pedro Passos Coelho por la revalidación de un nuevo mandato en las urnas este domingo. Mariano Rajoy ha dicho que "los portugueses ganan" con la victoria de Passos Coelho. En Moncloa, el resultado de las elecciones portuguesas se ve como un escenario que bien podría repetirse en España: la reafirmación del Gobierno que ha aplicado las medidas de austeridad, duras pero necesarias para salir de la crisis.

EN MINORÍA

Los portugueses han votado continuismo tras las duras medidas de austeridad.

Entre el éxito irlandés y el fracaso griego

A medio camino entre el "éxito" de Irlanda y los problemas sin fin de Grecia, el programa de rescate internacional a Portugal concluye con un abanico mixto de resultados: junto a unos recortes draconianos que parecen no tener final, la constancia de una cierta mejoría financiera.