www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SEVILLA

Sampaoli ya no esconde su fractura con el Sevilla: "Mi sueño es dirigir a Argentina y siento que tengo que ir"

El técnico argentino ha ofrecido una rueda de prensa, al fin, esclarecedora sobre su futuro y el del club hispalense.

Un buen puñado de meses llevaba suspendido el sevillismo, su tribuna, vestuario y esfera directiva, de la decisión de su entrenador. Sobre todo tras la eliminación europea ante el Leicester, el despido del Patón Bauza como seleccionador de Argentina ha desplegado un final de temporada plomizo para los de Nervión. Y es que Jorge Sampaoli era el elegido por la decrépita Asociación de Fútbol Argentina tras el no de Simeone, y la incertidumbre en los ámbitos descritos han dibujado un desenlace de curso receloso y en debacle para los defensores del Sánchez Pizjuán.

Lejos queda ese epílogo de 2016 en el que los sevillanos pugnaban con Real Madrid y Barcelona, de tú a tú, por la posición puntera de LaLiga. El club parecía haber encontrado al gurú perfecto que revolucionara el devenir y endulzara el adiós de Emery liderando un proyecto iluionante, espectacular en su estilo y efectivo en cuanto a la cosecha de títulos. Y en diciembre todo hacía indicar que la directiva había acertado. Pero 2017 cayó como una losa en forma de lesiones, cansancio y rumores sobre una plantilla que no ha podido más que finalizar en cuarta posición, hecho que les granjea la indigesta fase previa de la Liga de Campeones -obligando, al entrenador que sea, a adelantar el esfuerzo y la planificación de la próxima temorada-.

Siendo así, el enrarecido ambiente ha encontrado este viernes una constatación oficial: Sampaoli se quiere ir. La apuesta idónea para relanzar el estandar de competitividad y éxito sevillista ansía volar hacia Buenos Aires para sellar un contrato que le ligue a la albiceleste. Aparcando su trabajado salto a Europa y dejando al Sevilla congelado, con una revolución abortada en su primer año.

"Siento que sólo dejaría mi carrera, y todo lo que hice para llegar a dirigir en una de las mejores ligas, por irme con la selección de mi país. Es algo que ahora no podría rechazar", proclamó un técnico que defendió el carácter aficionado (amateurismo) como esencia del fútbol para llegar a tocar techo y ganar la primera Copa América para Chile. Ese axioma de pasión desprofesionalizada es lo que parece mover a un preparador que, eso sí, confirma que el tránsito no va a ser sencillo porque "hay un contrato por respetar y no hay nada aún resuelto".

"Tengo contrato con el Sevilla y esto lo debe resolver la AFA con el presidente (José Castro). Aunque cada ser humano tiene un sueño, y el mío es dirigir la selección de mi país. Aunque altere mi camino como entrenador y no pueda dirigir ligas como disfruté este año, siento que tengo que ir. Ante la necesidad de mi país tengo que estar", expuso un Sampaoli que confirmó que "siempre hubo una intención clara" de la federación argentina.

Lo cierto es que lo que eran sospechas verbalizadas a voces en Nervión ha tomado forma con todos los matices que se le han ocurrido al entrenador de Santa Fé. "No es algo en lo que pensase antes porque estábamos jugando un montón de cosas y era imposible distraerse, pero ahora ya se cumplió el objetivo", argumentó un preparador que parecía haber provocado una nueva ignición en el Sevilla. Y quiso Sampaoli cauterizar la herida que hoy se abrió: "Hay un lazo muy importante entre esta camiseta y yo. Era muy ilusionante el proyecto, llevar a este equipo incluso a pelear el torneo esta segunda temporada, pero esto no lo decidí yo. Se termina una etapa, se abre de nuevo una posibilidad que ya no esperaba y lo tengo que afrontar como un compromiso que, como argentino, no me permitiría rechazarlo".

El nacido en Casilda, que especificó que pudo ser seleccionador antes de tomar las riendas sevillanas y no se fue porque "ya habíamos armado un nuevo plantel con Monchi", todavía tiene contrato hasta 2018 y confirma que ese puede ser un asunto de complicada resolución. "El contrato todavía no está resuelto y no me meto en los temas contractuales. Si no se llega a un acuerdo, sigo teniendo contrato con el Sevilla. Es cosa del club valorar si eso es ser segundo plato o no. Eso lo tendría que decidir el presidente, pero nadie me va a sacar del banco del Sevilla en el último partido", arguyó un Sampaoli que no descartó la vía de "romperlo (el contrato), pero no se ha formalizado el pago de la cláusula (1,5 millones de euros)".

Concluyó Sampaoli su rueda de prensa más dura de su carrera denunciando, según su juicio, "la mala intención que hay en la prensa", porque considera que reina la impresión de que "haya podido manejar algo a escondidas". "Yo he tenido transparencia y claridad con el club todo el tiempo y no haré la lista de Argentina sin el permiso del presidente del club", aseguró un estratega que todavía estará expuesto al juicio de la afición en la despedida del Pizjuán. Me recibirán como quieran, pero no veo motivos para que sea un recibimiento mal aunque sí creo que (los aficionados) estarán condicionados por los medios, que todo el tiempo generan un malestar". Sampaoli, como Bielsa en su día (cuando era técnico del Espanyol), antepone su selección a cualquier compromiso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.