www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LALIGA

Gobierno, FIFA, RFEF y los jugadores del Barcelona, contra el partido en Miami

jueves 13 de septiembre de 2018, 21:34h
Javier Tebas se ha quedado solo en su intento por llevar el Barcelona-Girona a Estados Unidos.

El pasado martes Javier Tebas encabezaba una carta enviada a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) con el objeto de que esta institución, al fin, le otorgue la autorización para disputar el Girona-Barcelona en Miami, Estados Unidos. En esa misiva, en la que se defendía esta iniciativa de llevar un partido liguero a territorio nortemaericano para "fomentar el fútbol español y sus valores como vehículo de promoción de la Marca España en el territorio", firmaban también Josep Maria Bartomeu y Delfí Geli, los presidentes de los clubes implicados.

Pero por el camino se han cruzado algunas partes más en ese deseo de Tebas de exportar el producto que constituye la liga de balompié nacional. Y es que este miércoles Moncloa acogió una reunión entre Luis Rubiales -presidente de la RFEF y contrario a la celebración de ese encuentro-, Pedro Sánchez -presidente del Gobierno y contrario a la disputa de este partido fuera del territorio español- y Gianni Infantino -presidente de la FIFA y que tampoco ve con buenos ojos tal evento-.

De esa cumbre, en la que Infantino ofreció a Sánchez la posiblidad de que nuestro país acogiera el Mundial de 2030, salieron varias declaraciones contrarias a la apusta del gestor de LaLiga. El jefe del Ejecutivo se mostró tajante ante el asunto: no va a apoyar que Girona y Barcelona jueguen en Estados Unidos aprovechando el altavoz de LaLiga porque ese partido de fútbol bien podría usarse como un intento por internacionalizar el secesionismo catalán.

El Barcelona es "optimista" y quiere compensar a los socios del Girona con 5.000 entradas para el duelo del Camp Nou


Además, Rubiales reiteró permanecer en contra de la idea de jugar un partido liguero al otro lado del océano por causar perjuicio físico a jugadores y monetario a los socios de los clubes implicados. El que ha sido designado como intermediario con la CONCACAF (Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol, a la que pertenece Estados Unidos) y la Major League Soccer (MLS) -ambas instituciones han de dar el visto bueno- no se mueve de su negativa. Si bien debe buscar consensos por el cargo de ocupa.

Rubiales ha viajado a Nueva York para, entre otras cosas, reunirse con representantes de la CONCACAF y la MLS. En esa gira de seis días, en la que se relacionará con patroniadores en busca de inversión y deberá ejecutar una alocución en la sede de las Naciones Unidas por ser miembro de la Fundación Francisco, ha de recopilar respuestas que aclaren algo una tesitura cierttamente nublada. Y es que en la carta que le fe enviada se afirmaba que Aficiones Unidas (AFEPE), la entidad que aglutina las federaciones de peñas, apoyaba la celebración del partido en Miami. Pero esa asociación ha denegado tal postura este jueves.

En esta fecha ha habado Josep Vives, portavoz del Barcelona. El directivo ha proclamado que son "optimistas" con que ese 26 de enero, jornada 21 liguera, su club y el Girona puedan jugar en Miami. A pesar de que la disputa del partido en Estados Unidos en el aire, el vigente campeón de Liga ha bloqueado 5.000 entradas para socios del Girona, esos que han protestado por no poder ver a los culés en Montilivi si sale adelante la idea de Tebas.

Los jugadores culés prefieren no ir a Estados Unidos


Tras recordar que si se juega es "bueno para el fútbol porque es un mercado estratégico", Vives ha aclarado que "queremos que se haga en un marco de consenso, acuerdo y armonía con los jugadores y la Federación Española de Fútbol". Y ha explicado que los jugadores azulgranas "comprenden el posicionamiento y entienden el posicionamiento del club" después de sentirse molestos por no ser informados, aunque lo cierto es qe Ivan Rakitic, en otro acto desarrollado este jueves, ha afirmado que el vestuario prefiere no ir.

Con todo ello, Tebas quiere ahora acercarse a la FIFA, a pesar de haber afirmado que "Infantino actúa como Blatter" en 2017. Y en una entrevista con el diaqrio británico The Guardian ha indicado, hace dos meses, que "parece que estamos volviendo a los tiempos en los que la FIFA tomaba decisiones en comités muy reducidos, en los que no estaban todos los afectados y con muy poca transparencia". "Es totalmente irresponsable y dañaría severamente a las competiciones nacionales", aseveró sobre los cambios que plantea Infantino a los torneos.

"Mi obligación es proteger la industria del fútbol en España y estos torneos dañarían la imagen de la Liga de fútbol y la industria del fútbol aquí", pronunció entonces el dirigente español. Al menos, ha encontrado este jueves que en la Premier se desempolve la idea de jugar un partido en EE.UU. Esa propuesta nació en 2008 y contemplaba generar una jornada más. Fue arrinconada hasta ahora.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.