www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ICAM

La Abogacía madrileña rinde homenaje al magistrado José Antonio Seijas

José Antonio Seijas, magistrado de la Sala Primera del Tribunal Supremo, recibe una placa de la sección de Familia del ICAM en reconocimiento a su trayectoria.
Ampliar
José Antonio Seijas, magistrado de la Sala Primera del Tribunal Supremo, recibe una placa de la sección de Familia del ICAM en reconocimiento a su trayectoria. (Foto: ICAM)
miércoles 07 de noviembre de 2018, 14:24h
El decano José María Alonso ha inaugurado un acto en el que han intervenido, además del homenajeado, la magistrada del Constitucional Encarnación Roca y los abogados Ana Clara Belío y Andrés Díaz Barbero.
Por iniciativa de la Sección de Derecho de Familia y Sucesiones, el Colegio de Abogados de Madrid ha rendido hoy homenaje al magistrado de la Sala primera del Tribunal Supremo, José Antonio Seijas Quintana, con motivo de su inminente jubilación.

En las palabras de bienvenida al acto, el decano José María Alonso ha expresado el agradecimiento de la abogacía madrileña “a una persona que ha sido fundamental en el ámbito del Derecho de Familia”, un profesional que ha colaborado de forma permanente y desinteresada con el colectivo de los abogados “iluminándonos y ayudándonos en la formación”.

“En este país tendemos mucho a quejarnos de que la Administración de Justicia no funciona”, ha señalado el decano, pero como en todas partes “hay jueces que funcionan (la inmensa mayoría) y hay otros que no funcionan”. Respecto a los jueces que no funcionan, “desde este Colegio les trasladaremos nuestra queja”, ha advertido Alonso, “pero respecto de aquellos jueces que rinden un extraordinario servicio a este país, lo que tiene que hacer la abogacía es reconocerles su labor”.

En línea con la intervención del decano, la presidenta de la Sección de Familia del ICAM, Ana Clara Belío, ha descrito a José Antonio Seijas como “un referente en lo que se ha denominado el Moderno Derecho de Familia, al haber sabido anticipar la complejidad creciente de las relaciones familiares en nuestra sociedad y adaptar esta complejidad a la legislación vigente”. Con el acto de homenaje, ha explicado Belío, “hemos querido agradecerle esa colaboración permanente y desinteresada con el colectivo de abogados”, así como todos sus años al frente del Tribunal Supremo “adaptando esa complejidad de la sociedad a la actual legislación vigente que, muchas veces, no da respuesta legal a esta complejidad social”.

En esa labor, según las palabras del propio homenajeado, el magistrado Seijas ha seguido los pasos y la línea de Encarnación Roca, magistrada del Tribunal Constitucional, quien se ha encargado de pronunciar la laudatio en el acto de reconocimiento. “Seijas siempre ha sido una persona abierta, simpática, buen compañero y muy consciente de la delicada tarea que un juez del Supremo tiene entre manos”, ha asegurado.

Roca, que ingresó en el Tribunal Supremo al mismo tiempo que Seijas, en el año 2005, ha reconstruido en su intervención la labor del magistrado en el alto tribunal a través de las distintas sentencias dictadas en estos 13 años que han tenido trascendencia directa en la evolución del Derecho de Familia. “Una virtud que me parece importante es que sus sentencias se leen. Son comprensibles, se entienden y saben a quién se dirigen. Esto es un mérito”, ha reconocido la magistrada.

Roca también se ha referido a otro ámbito, el de la responsabilidad civil, en el que Seijas ha tenido una importante intervención. “Sus sentencias han tenido la virtud de inclinar de nuevo la Sala Primera a la verdadera naturaleza de la Institución”, ha expresado Roca, “superando la ilusoria doctrina formulada a partir de los años 60-70 en la que en las sentencias de la Sala Primera se podía leer aquello de la responsabilidad cuasi objetiva”.

Tras expresar su agradecimiento al Colegio de Abogados, por el homenaje, y reconocer la labor de Encarnación Roca en la modernización del Derecho de Familia, José Antonio Seijas ha recordado algunos de los asuntos más relevantes abordados por la Sala primera del Supremo, en muchos casos fijando doctrina, como en el ámbito de la custodia compartida. “Una buena legislación de familia sería un remedio preventivo de la violencia de género”, ha expresado el magistrado, quien también ha analizado otros ámbitos donde la regulación actual es insuficiente, como el de la vivienda familiar.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.