www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CASO LAURA LUELMO

La autopsia revela que Laura Luelmo fue agredida sexualmente

 Momento en el que Bernardo Montoya, el autor confeso de la muerte de la joven zamorana de 26 años Laura Luelmo, llega con los agentes de la Guardia Civil para realizar una reconstrucción de los hechos.
Ampliar
Momento en el que Bernardo Montoya, el autor confeso de la muerte de la joven zamorana de 26 años Laura Luelmo, llega con los agentes de la Guardia Civil para realizar una reconstrucción de los hechos. (Foto: EFE)
EL IMPARCIAL/Efe
miércoles 19 de diciembre de 2018, 23:47h
La Guardia Civil encuentra "abundantes restos de sangre" en la vivienda de Montoya.

La joven profesora Laura Luelmo fue agredida sexualmente, según revela la autopsia, que sitúa la muerte, por la que fue detenido Bernardo Montoya, dos o tres días después de la desaparición. Fuentes cercanas a la investigación han informado de que esta es una de las conclusiones de los forenses que han practicado la autopsia, de la que también se deduce que la víctima murió a causa de un fuerte golpe en la frente.

Laura Luelmo, que desapareció el pasado día 12 en El Campillo (Huelva), murió dos o tres días después de ese golpe, según el análisis de los forenses.

El detenido, un hombre de 50 años que había salido de prisión en octubre, ha confesado esta mañana en su declaración a la Guardia Civil que cometió el crimen. Según ha revelado Antena 3, Montoya dijo a los investigadores que la joven le preguntó por un supermercado, la engañó y la mandó a un callejón sin salida, donde la agarró, golpeó y dejó inconsciente. Posteriormente, según su relato, metió a Laura en el maletero del coche y la trasladó hasta el lugar donde fue localizada. Allí la desnudó e intentó violarla, pero no lo consiguió, si bien la autopsia confirma lo contrario. Al parecer, Montoya también ha indicado a los agentes que estaba viva cuando la abandonó.

Sin embargo, la declaración de Montoya no encaja con los "abundantes restos de sangre" encontrados en su vivienda. Además, también se han encontrado más restos biológicos en el coche del detenido, un Alfa Romeo de color azul con el que supuestamente trasladó el cadáver.

Los investigadores tendrán que determinar si durante dos días -del día 12 al 14 o 15 en el que se ha fijado su muerte- la joven estuvo con vida retenida en algún lugar o si, por el contrario, fue arrojada ya muerta a la zona donde fue hallada el lunes. Un lugar a varios kilómetros de la casa de El Campillo donde la víctima residía desde principios de mes para hacer una sustitución en el instituto de Nerva, un pueblo cercano.

Una de las piezas claves para esclarecer el crimen es también el móvil de la joven que todavía no se ha encontrado, así como el análisis del teléfono del detenido a fin de concluir el posicionamiento de ambos terminales todos esos días.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios