www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MEDIDAS DE SEGURIDAD

El Mundo celebra la llegada de 2019 tras un 2018 convulso en lo político

El Mundo celebra la llegada de 2019 tras un 2018 convulso en lo político
Ampliar
EL IMPARCIAL
lunes 31 de diciembre de 2018, 18:01h
La mayoría de los españoles cumple con la tradición y celebra el nuevo año con las campanadas de la Puerta del Sol.

Este 2018 que acaba de terminar no ha sido un año especialmente tranquilo y ha vivido noticias de impacto a nivel nacional, como la moción de censura a Rajoy que colocó a un inesperado Sánchez en la Moncloa, el conflicto catalán nuevamente con encarcelados y huidos o la catástrofe para el PSOE de Andalucía, que se hunde después de 36 años. Y todo esto sin contar los ingresos en prisión de personalidades como Rodrigo Rato o Iñaki Urdangarín.

Pero a tampoco en el plano internacional con el brexit, las continuas diatribas de Trump por numerosos asuntos como Corea del Sur o la marcha de migrantes hacia Estados Unidos, los 'chalecos amarillos' en París poniendo en un aprieto a Macron o Bolsonaro venciendo en Brasil contra todo pronóstico. Y siempre con la sombra del terrorismo islamista acechando en cualquier plaza, puente o mercadillo.

Finalmente, tras Japón, China, Australia, Nueva Zelanda, Filipinas o Vietnam, Europa ha recibido el nuevo 2019. En España, la Puerta del Sol ha acogido un año más las 12 campanadas y el comienzo de la celebración de la Nochevieja, este año con las mismas estrictas medidas de seguridad y con el acceso a la plaza a 20.000 personas.

También un año más, el amplio dispositivo de seguridad se ha realizado en colaboración y coordinación con la Delegación de Gobierno, el Ministerio del Interior, la Policía Nacional y con servicios como Renfe y Metro. Los cuatro accesos de entrada, calle Mayor, calle Arenal, calle Alcalá y carrera de San Jerónimo, fueron controlados por agentes de la Policía Municipal y de la Policía en colaboración con Samur-Protección Civil.

En los puntos de control se intervinieron aquellos objetos que habrían podido generar riesgos para la seguridad ciudadana, como petardos, bengalas, envases de vidrio y objetos contundentes como palos y banderas.

A todo ello hay que sumar un helicóptero de la Policía Nacional, que ha reforzado la seguridad de los eventos enviando imágenes en tiempo real al Centro de Control situado en la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Y el reloj sonó dos veces

El que cumplió como viene haciendo desde hace más de 150 años es el reloj de la Puerta del Sol, que está “como nuevo”. Con su maquinaria engrasada y reluciente como el primer día dio cumplidamente las 12 campanadas. El relojero Jesús López, uno de los encargados del mantenimiento del reloj, ya había dejado claro que no tenía duda de la fiabilidad del mecanismo del reloj después de quince días “comprobando y mirando todo” para asegurar que el reloj funcionará “a la perfección”.

Este año, además, con doble trabajo.

Por primera vez en su historia, el reloj se ha retrasado una hora para ajustarse al huso horario de las islas y dar también las "campanadas canarias".

Desde las 00:04 (hora peninsular) y hasta que ha sonado nuevamente el carillón para dar la campanada canaria, se ha proyectado un vídeo sobre la fachada de la Real Casa de Correos en el que se promociona el patrimonio de las islas y de la ciudad de Madrid.

Quince minutos después de las campanadas en la hora peninsular, el relojero retrasó una hora las manecillas "para los amigos de las islas canarias". Y una vez hecho esto y tras las campanadas canarias, el reloj volvió a su horario habitual.

Así, si alguien no se ha comido las uvas la primera vez, tendrá una segunda oportunidad.

El resto del mundo también

A las 14.00 horas de España, miles de personas participaban en los actos organizados en la emblemática Casa de la Ópera de Sídney, en Australia. Los tradicionales fuegos artificiales marcaban el momento en el que han dado la bienvenida al nuevo año.

Las autoridades de Sídney calculan que al menos un millón de personas han asistido a los fuegos artificiales en el Harbour Bridge, uno de los acontecimientos principales de la Nochevieja en ese país y compite en grandeza con otros que le sucederán en las próximas horas, como los de Londres o Nueva York. La celebración organizada en esa parte de Sídney donde se levanta la simbólica Casa de la Ópera ofrece también música y otras atracciones.

El resto de Australia y el Sudeste Asiático recibirá a continuación el nuevo año.

Los filipinos acostumbran a celebrar esta festividad con toneladas de petardos, tracas y cohetes. Aunque los budistas birmanos, camboyanos, laosianos, tailandeses y vietnamitas celebran su Año Nuevo en fechas distintas, también acogen a las celebraciones de la Nochevieja del calendario gregoriano.

Antes, los Estados insulares de Kiribati, Samoa y Tonga, situados en el Pacífico Sur, se han convertido en los primeros del mundo en recibir el año 2019 con fiestas, fuegos artificiales y otras celebraciones.

Cuando sonaban las 13:00 del 31 de diciembre para el resto del planeta, concluían las tradicionales doce campanadas en estos tres países cuya población combinada no alcanza los 400.000 habitantes. En Apia, la capital de Samoa, se pudo disfrutar de los fuegos artificiales lanzados desde la bahía, para los que había ofertas para despedir la Nochevieja desde restaurantes en tierra o en barcos.

Las celebraciones en Tonga se han visto empañadas por el tiempo tormentoso que ha llevado al país una depresión tropical que, según pronosticó hoy el servicio meteorológico, se habrá convertido en ciclón para Año Nuevo.

A las 13.30 GMT del 31 de diciembre para el resto del mundo, llegará el Año Nuevo para los alrededor de 600 vecinos que viven en el archipiélago neozelandés de Chatham, situado a unos 680 kilómetros al sureste de las islas principales de ese país.

Media hora más tarde, el resto de los habitantes de Nueva Zelanda y la población de Fiyi estrenarán año. Uno de los actos principales de Nueva Zelanda para la Nochevieja son los fuegos artificiales en Sky Tower, un edificio de 328 metros de altura y una de las construcciones más emblemáticas de Auckland, ciudad situada en el norte del país.

Wellington, Auckland, Christchurch y otras localidades del país competirán por cuál de ellas ofreció hoy la mejor demostración pirotécnica.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios