www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MUSEO DEL PRADO

Los inicios del Renacimiento florentino a través de la obra de Fra Angelico

lunes 27 de mayo de 2019, 16:15h
  • La Anunciación, de Paolo Uccello

    La Anunciación, de Paolo Uccello

  • La Virgen y el Niño con cuatro ángeles, de Fra Angelico

    La Virgen y el Niño con cuatro ángeles, de Fra Angelico

  • Dieciocho beatos dominicos. Tablas del retablo mayor de San Domenico en Fiésole, de Fra Angelico

    Dieciocho beatos dominicos. Tablas del retablo mayor de San Domenico en Fiésole, de Fra Angelico

  • La Anunciación, de Fra Angelico

    La Anunciación, de Fra Angelico

  • Dieciocho beatos dominicos. Tablas del retablo mayor de San Domenico en Fiésole, de Fra Angelico

    Dieciocho beatos dominicos. Tablas del retablo mayor de San Domenico en Fiésole, de Fra Angelico

El Museo del Prado ha presentado este lunes una de sus exposiciones estrella de la temporada dedicada a Fra Angelico, representante del Renacimiento florentino.

La muestra tiene como estrella de las obras reunidas La Anunciación del Prado, que se exhibe ahora en toda su plenitud tras su reciente restauración.

Junto a ella se pueden contemplar la Virgen de la Granada, incorporada a la colección del Prado en 2016, y otras 40 obras de Fra Angelico, así como de otros pintores contemporáneos como Masaccio, Masolino o Filippo Lippi, y de escultores como Donatello o Ghiberti, hasta un total de 82 obras.

Comisariada por Carl Brandon Strehlke, conservador emérito del Philadelphia Museum of Art, reconocido experto en Fra Angelico y otros maestros del Renacimiento florentino, se podrá visitar en las salas C y D del edificio Jerónimos hasta el 15 de septiembre.

La Anunciación

Datada a mediados de la década de 1420, La Anunciación es el primer altar florentino de estilo renacentista en el que se utiliza la perspectiva para organizar el espacio y en el que las arquerías góticas se abandonan a favor de formas más ortogonales, de acuerdo con las consignas preconizadas por Brunelleschi. Debido a su condición de fraile, su capacidad para manejar la luz, el espacio en perspectiva y la narración se ha visto a menudo eclipsada por sus méritos como pintor teológico. Este retablo llegó a España en 1611, siendo probablemente la primera pintura suya en abandonar Italia, mientras que la Virgen de la granada fue adquirida por el XIV duque de Alba en 1817, cuando se estaba redescubriendo el valor artístico del primer Renacimiento florentino. Se entrelazan así en esta exposición dos relatos: Florencia vista por Fra Angelico y Fra Angelico visto con ojos españoles.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.