www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BALONCESTO

NBA. Embiid se disloca un dedo y vuelve para ganar, con Doncic excelso

martes 07 de enero de 2020, 09:32h
El esloveno firmó otro triple-doble de casi 40 puntos para asolar a los Bulls.

Esta madrugada la NBA oficializó los mejores jugadores del mes de diciembre. Por la Conferencia Este destacó Giannis Antetokounmpo, mientras que en el Oeste lo hizo LeBron James. En esa carrera hacia el MVP de la temporada, Luka Doncic inauguró el curso condecorado como el mejor de los meses de octubre y noviembre. Y como si se tratara de una suerte de reivindicación por la pérdida de estatus previa al fin de 2019, el esloveno estalló en la cancha de los Mavericks.

El base-escolta abrumó a los Chicago Bulls con un triple-doble monumental. Su tarjeta estadística le contempló acumular 38 puntos -incluidos 21 en el tercer periodo-, 11 rebotes -incluidos 10 defensivos- 10 asistencias y un tapón. Además, su efectividad fue la siguiente: 14 de 24 tiros de campo, incluidos 5 de 10 triples, y 5 de 9 desde la línea de personal. Todo ello lustrado con pases sin mirar, amagues y fintas sedosas y una habilidad para resultar decisivo maravillosa.

Doncic contribuyó con una actuación dominante -lleva 11 triples-dobles en estos tres meses de competición, sólo seguido por los nueve registrados por LeBron James- a la victoria de los tejanos por 118-110. Y es que el esloveno está conduciendo a sus compañeros a una inercia que les tiene en puestos de playoffs, por delante de los San Antonio Spurs o los Oklahoma City Thunder, con 7 partidos y medio de colchón. Y sin poder contar con el lesionado Kristaps Porzingis.

La claridad excelente del estilo del casi unánime Novato del Año reinante puso a sus pies a los 20.238 aficionados que llenaron el American Airlines Center de Dallas. Se trata, sin duda, de un atractivo deportivo y cultural para los ciudadanos de esa ciudad. Con 20 años, Luka es un fenómeno con apariencia de leyenda en ciernes, con lo que todos quieren ir a ver cómo juega el nombre que más está pegando de la nueva generación de jugadores que habita en la liga estadounidense de baloncesto profesional.

Su cima arribaría en el final del tercer cuarto, trecho de 5:35 minutos en el que anotó 17 de los 19 puntos conseguidos por los Mavericks. Amén del triple que colocó a los suyos con 72-69 arriba en ese punto, el manantial en la lectura del juego que hace mejor a sus compañeros no parece secarse. Su facilidad a la hora de encontrar el tiro liberado está resultando indescifrable para una NBA que cada vez presta menos atención al rigor defensivo. En ese tercer cuarto sólo falló un tiro libre -sumó tres triples y cuatro tiros de dos, incluido un lanzamiento en suspensión que acabó en dos más uno-.

Por otro lado, la imagen de la noche española estuvo protagonizada por el pívot camerunés Joel Embiid. El jugador de los Sixers sumó 18 puntos, nueve rebotes y ocho asistencias para la victoria de Philadelphia por 120-113 frente a los Thunder. Pero lo remarcable de la actuación del africano referencial es que sufrió una dislocación del dedo anular izquierdo en el primer cuarto. Toda vez que fue resuelto el percance volvió a la pista y rindió como pudo para acompañar a sus acólitos.

El paso por el vestuario, obligado para recolocar el dedo doblado por encima del meñique, conllevó la corrección de la torcedura y la inmovilización de la extremidad. Y en el segundo cuarto ya estaba sudando en una batalla por el rebote que se le complicaría tanto como sujetar el balón y no cometer demasiadas pérdidas. En todo caso, Embiid dio una muestra de pundonor que alimentó el ánimo de sus compañeros. En una estampa habitual dentro de este deporte pero que no pierde sentido espectacular.

A su lado emergió el base australiano Ben Simmons con un doble-doble de 17 puntos y 15 rebotes, amén de ocho asistencias. Rompieron los Sixers la inercia de cuatro derrotas encadenadas, un foso que les alejó de la cima de la Conferencia Este. Y el alero Josh Richardson acabó como líder encestador con 23 puntos, al tiempo que el pívot dominicano Al Horford firmó 13 puntos, cuatro rebotes y cuatro asistencias. Lejos de los 47 puntos con los que Nikola Jovic arrasó a los Hawks y recobró, de forma consistente, la aureola perdida en este curso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios