www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

300.000 PARADOS MÁS HASTA LOS 3,54 MILLONES

Sangría en el empleo: 834.000 trabajos destruidos más 620.000 afectados por un ERTE

jueves 02 de abril de 2020, 09:03h
Se trata del peor mes de marzo de la historia para el empleo en España, en plena crisis por el coronavirus.

El empleo ha entrado en un territorio desconocido en España. Para explicarlo con palabras del ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, en apenas catorce días se ha destruido el mismo empleo que en los 101 días siguientes a la quiebra de Lehman Brothers, epicentro del terremoto financiero que llevó el desempleo por encima de los seis millones en España.

La destrucción de empleo durante el mes de marzo fue inédita: la Seguridad Social perdió 833.979 afiliados al cierre del mes por el impacto del COVID-19 y las medidas gubernamentales para atajarlo, lo que supone la mayor caída de su historia y deja el número de cotizantes en 18,4 millones, según los datos facilitados por el Gobierno. El impacto de la pandemia del coronavirus se empieza apreciar de forma notoria a partir de los días 12 y 13 de marzo, según han explicado en rueda de prensa la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá.



En cuanto al paro, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha sumado 302.265 nuevos demandantes el pasado mes, lo que deja el total de parados en 3,54 millones en la mayor subida del desempleo mensual de la historia. Se trata del peor mes para el trabajo de la historia reciente, muy por encima de aquel enero negro de 2009, en plena sacudida por la crisis financiera, cuando se perdieron 200.000 puestos de trabajo.

Además de los parados, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha reconocido que el Servicio Público de Empleo Estatal, el SEPE, ha pagado un total de 620.000 prestaciones adicionales por los ERTE que ya están reconocidos y que no computan como paro según el criterio del Gobierno. A estos hay que añadir 98.000 más reconocidos en las últimas 24 horas. Se espera que puedan llegar a los tres millones.


De este modo, a día de hoy, 2.331.000 personas aproximadamente han cobrado prestaciones del SEPE, lo que ha supuesto un gasto para el Estado de unos 1.215 millones de euros, ha reconocido Díaz.

La confusión es tan grande, la situación tan inaudita, que Díaz ha tenido que explicar una y otra vez que los ERTE no cuentan como desempleo porque los trabajadores siguen de alta en la Seguridad Social.


La ministra no ha podido dar una cifra de ERTE totales y, en sus explicaciones, ha dado evidencia del deslavazado sistema de competencias autonómico. Un total de 9.670 ERTE han llegado a las oficinas del SEPE central, de los que 4.150 hubieron de ser remitidos de vuelta a las comunidades autónomas. En total, habría en trámite unos 246.335 ERTE en trámite, aunque esta cifra es irreal, ha reconocido la ministra, ya que algunas comunidades autónomas se niegan a colaborar y no han facilitado los datos de expedientes regulados en este momento.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios