www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESTADO DE ALARMA

Sánchez exige al PP que participe en los llamados "nuevos Pactos de la Moncloa"

Sánchez exige al PP que participe en los llamados 'nuevos Pactos de la Moncloa'
Ampliar
(Foto: Efe)
domingo 12 de abril de 2020, 15:25h

Insiste en pedir "unidad" y "lealtad", y aboga por empezar una "desescalada" en la "tensión política".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido en rueda de prensa en Moncloa este domingo para hacer un balance de cuatro semanas de confinamiento en estado de alarma.

"Hemos empezado a aplanar la curva y a quitar presión al sistema sanitario", ha dicho Sánchez antes de hacer un balance con datos de la fase de ralentización en la que se encuentra la pandemia en España, a la que se ha llegado tomando "decisiones muy difíciles".

Sánchez prevé que a finales de la próxima semana se comenzará a ver el impacto de la hibernación económica pues a día de hoy lo que reflejan los datos son consecuencia de las primeras medidas restrictivas adoptadas en marzo.

"La pandemia nos desafía en el frente sanitario, pero también en el frente económico y social", ha añadido el jefe del Ejecutivo, que cree que hay que "huir" del posible "colpaso" económico. Entre el lunes y el martes se van a reanudar las actividades económicas que fueron suspendidas hace dos semanas. "El confinamiento general será la regla durante las dos próximas semanas".

"Si no mejoran los datos, mantendremos las medidas de confinamiento. La desescalada será progresiva"

La situación "no será la misma" para las personas que reanudan su actividad a partir del lunes: "Quienes presenten el menor síntoma, deberán abstenerse de acudir al trabajo, y los trabajadores deberán protegerse en los trayectos".

No estamos en la fase de desecalado, ha recalcado Sánchez: "Únicamente ha finalizado la medida extrema de hibernación".

El presidente del Gobierno ha anunciado que se van a activar marcadores para guiar la futura desescalada. "Si no mejoran los datos, mantendremos las medidas de confinamiento. La desescalada será progresiva".

La desescalada "empezará como pronto dentro de dos semanas", ha matizado Sánchez, que ha pedido que lo debe comenzar ya es la "desescalada política". Deben quedar "atrás" las palabras "gruesas" y el lenguaje "agresivo", añade al tiempo que solicita "unidad". Su propuesta es "de corazón y sincera", dice apelando a la oposición: "Toda y sin excepción debe participar en la reconstrucción social y financiera del país. Vamos a convocar a todas las fuerzas políticas, agentes sociales y ayuntamientos".

"En los próximos días nos reuniremos con los diferentes partidos políticos para llevar adelante los nuevos Pactos de la Moncloa"

Este mismo domingo, presidentes autonómicos han trasladado a Sánchez su malestar por su gestión de la crisis. Así se lo ha hecho saber Quim Torra, Íñigo Urkullu o Alberto Nuñez Feijóo. Preguntado por la tensa videoconferencia que ha mantenido con los dirigentes de las Comunidades Autónomas, Sánchez ha insistido en que el Ejecutivo sigue las recomendaciones del comité científico. "La decisión política la tomo yo, el mando único, en base a criterios científicos y no políticos".

"Las autonomías quieren tener más capacidad de decisión, pero en niveles de tanta incertidumbre, deben entender que el Gobierno es el que debe tomar medidas en ocasiones de una forma muy rápida", valora Sánchez sobre las críticas de presidentes autonómicos que le afean la "unilateralidad" en la toma de decisiones.

Sobre los nuevos Pactos de la Moncloa, Sánchez cree que España necesita "un gran pacto para la reconstrucción del país" en alusión a la ronda de contactos que empezará la próxima semana con los grupos parlamentarios para hacer posible el "acuerdo", afirma Sánchez, que opina que la democracia "significa pluralidad, pero significa también unión ante un enemigo común".

"Me comprometo a que de mi boca no salga ni un reproche, ni una crítica, ni un desplante"

Sánchez vuelve a pedir "unidad" y "lealtad" a la oposición, pero el debate del jueves pasado en el Congreso puso en evidencia la falta de consenso entre partidos. El cruce de reproches y críticas entre Sánchez y el presidente del PP, Pablo Casado, además de otros dirigentes políticos, hicieron visible un escenario, en principio con poco margen para llegar a un acuerdo.

El propio Casado cree que detrás de la propuesta del jefe del Ejecutivo de alcanzar un gran pacto de Estado similar a los llamados Pactos de la Moncloa, se esconde un intento de tapar su "incompetencia" en la gestión de la crisis del coronavirus.

Así lo ha manifestado en una entrevista en ABC publicada este domingo: "Quizás lo que Sánchez está intentado ahora es tapar la incompetencia en la gestión hablando de lo que pasó hace 43 años". En su opinión, los Pactos de la Moncloa de Sánchez son los que firmó en enero con el dirigente de Podemos, Pablo Iglesias, y el de ERC, Oriol Junqueras. "Ahí eligió a sus socios", afirma.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

5 comentarios