www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PACTO DE ESTADO

Montero anuncia la reunión Sánchez-Casado antes de comunicárselo al líder del PP

Montero anuncia la reunión Sánchez-Casado antes de comunicárselo al líder del PP
Ampliar
(Foto: Efe)
martes 14 de abril de 2020, 20:20h
Los populares consideran un "desplante" y un "insulto" la actitud del Gobierno.

El presidente del Gobierno empieza esta semana sus citas para "un gran acuerdo de construcción". Así lo ha anunciado este martes la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, que ha enmarcado las las "entrevistas bilaterales" de Pedro Sánchez con todas las formaciones políticas en una fase "para avanzar hacia ese gran pacto que permita analizar la España del día después" y vencer esta pandemia global.

Montero ha destacado que Sánchez empezará con el líder del PP, Pablo Casado, "con el espíritu de arrimar el hombro" el jueves, continuando de mayor a menor con las formaciones políticas del conjunto del arco paralamentario con la "intención de abrir un espacio de diálogo".

Si bien, el PP ha informado de que su líder se ha enterado de la reunión convocada por Moncloa en la rueda de prensa sin haberla concertado antes con los populares, por lo que ha pedido que se acuerde de forma conjunta en los próximos días.

El partido de Casado ha contactado con el gabinete de Sánchez para trasladar su "disconformidad con esta actitud" y para "informar de que, en caso de que tenga interés en que se produzca un encuentro, se acuerde de forma conjunta una fecha en los próximos días". El PP considera un "desplante" y un "insulto" el gesto de Moncloa con Casado.m

Más dura se ha pronunciado lla portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, que ha criticado la "mala educación" y falta de respeto que cree que muestra el Gobierno con este comportamiento y el "olímpico desprecio" que refleja Sánchez a todo lo que no sea él con esta actitud y sus muestras de "ínfulas imperiales".


El propio Casado recordaba a Sánchez la importancia de que “haya unidad y lealtad en las dos direcciones”, aunque en los últimos 24 días hayan hablado "apenas un par de minutos" y pese a los “adjetivos que le ha dedicado” la bancada socialista.

Desde Génova han vuelto a decir que "así no" e insisten en que la convocatoria debe de hacerse "a través de un acuerdo previo con un mínimo de respeto al principal partido de la oposición".

Más tarde, la propia Montero reconocía que el Ejecutivo no había aún llamado a los populares y que los gabinetes se pondrían en contacto para buscar la hora más conveniente. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, aseguraba en la comparecencia de la tarde, que le constaba que, a través de los equipos habituales y "en los términos que se hace habitualmente", sí se había llamado ya al presidente del PP.

Por unos Pactos de la Moncloa

En la pretensión de Pedro Sánchez de alcanzar unos nuevos Pactos de la Moncloa con todas las fuerzas políticas, Montero apuntaba que esta convocatoria pretende "sentar las bases" para la recuperación tras la pandemia, pero también para "alumbrar el futuro" del país y "afrontar el futuro de nuestros hijos y nietos". Así, insistía, "no se trata solo de acudir a esta cita sino de hacerlo con el espíritu de arrimar el hombro".

No ha dejado de ser sorprendente que la ministra portavoz, después de reconocer que no habían llamado a Casado, reiterara que es "esencial" que el PP "no se autoexcluya" en este diálogo. Esta excusa para tapar la mala gestión que el presidente Pedro Sánchez y su número dos Pablo Iglesias están haciendo de la crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus se suma a que, en la víspera, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, presionaba también a la oposición para que aceptara a pies juntillas la oferta del Gobierno de reeditar los Pactos de la Moncloa porque "el único patriotismo que existe es arrimar el hombro".

Al respecto, no tardo el secretario general del PP, Teodoro García Egea, en lamentar que “un gobierno alérgico a la autocrítica y adicto a la propaganda”, que es "incapaz" de reconocer "un solo error" pese a gobernar el país en el que más personas mueren por millón de habitantes, tenga a su ministro de Transportes presionando a quien quiere pedir su apoyo y su portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, "insultando" al líder del PP.

Hay que recordar que un día antes, Pablo Casado aseguraba que su partido "siempre" está dispuesto a hablar con el presidente del Gobierno, pero que no lo ve "sincero" en su petición y pedía una "desescalada política" para poder pactar y sentar las bases de la reconstrucción del país, además de retirar los insultos.

A todo esto, conviene también tener en cuenta que Vox y las formaciones independentistas ya han dicho que no van a ir a esta nueva ronda. Desde Ciudadanos, su líder, Inés Arrimadas, que también se ha quejado de que Sánchez no haya contacto con la oposición diez días después de anunciar su voluntad de llegar un acuerdo, ha enviado al presidente una propuesta para reeditar los Pactos de la Moncloa. Cree que "puede generar consensos, porque no pone en cuestión el sistema democrático" sino que plantea medidas para salir de la crisis de la covid-19.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+

2 comentarios