www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORONAVIRUS

Científicos de Oxford señalan que a finales de año podría comercializarse la vacuna

Científicos de Oxford señalan que a finales de año podría comercializarse la vacuna
Ampliar
(Foto: Oxford Vaccine Group)
miércoles 17 de junio de 2020, 11:22h

Científicos de todo el mundo están trabajando sin descanso para desarrollar una vacuna para el SARS-CoV-2, pero hay mucho por hacer. Un equipo en Oxford dirigido por la profesora Sarah Gilbert, el profesor Andrew Pollard, la profesora Teresa Lambe, el doctor Sandy Douglas y el profesor Adrian Hill ha avanzado notablemente y ya se encuentra estudiando la eficacia de la vacuna y los posible efectos adversos de la misma.

En una entrevista en RAC1, Daniel Prieto-Alhambra, profesor de farmacoepidemiología de la Universidad de Oxford, ha explicado que los investigadores de la universidad están trabajando actualmente en la fase 3 de la vacuna, por lo que podría empezar a comercializarse a finales de 2020. "El grupo de investigación espera poder tener resultados testados en pacientes en octubre o noviembre y, si todo va bien, se podría comercializar a finales de año", ha dicho.

Según ha adelantado, un laboratorio ya está produciendo dosis para, en caso de que todo vaya bien, poder comercializarlas.

La vacuna experimental contra el coronavirus de AstraZeneca, desarrollada por la Universidad de Oxford, lleva adelante uno de los estudios más avanzados en la carrera mundial contra el coronavirus. El pasado sábado, firmó un acuerdo con Alemania, Francia, Italia y Países Bajos para su compra. Los países de la Unión Europea se habían mostrado favorables a que la Comisión Europea diseñase un sistema para la adquisición temprana y centralizada de vacunas contra el Covid-19 y que, una vez disponibles, se distribuyan simultáneamente en función de los Estados miembros. Así, todos los socios comunitarios que quieran incorporarse podrán adherirse bajo los términos, eso sí, que ellos imponen, que de entrada es distribuir por número de habitantes y no por casos de afectados por la enfermedad.

La investigación, liderada por el Grupo de Vacunas de Oxford y el Instituto Jenner de la Universidad de Oxford, se sirve de un vector de vacuna de adenovirus de chimpancé (ChAdOx1) como la tecnología más adecuada para una vacuna de SARS-CoV-2, "ya que puede generar una fuerte respuesta inmune de una dosis y no es un virus replicante, por lo que no puede causar una infección continua en el individuo vacunado".

Además, el grupo de investigación sostiene que si su vacuna prospera, sería apta para niños, personas mayores o personas con afecciones preexistentes como diabetes.

El proceso para obtenerla será así: primero, será aislada la llamada proteína 'spike', que es la llave que el virus necesita para entrar en la célula, para replicar su material genético e insertarlo en un virus similar al de una gripe. Este virus con la proteina 'spike' se introducirá en el organismo humano para que se active el sistema inmunitario y se generen anticuerpos.

La vacuna involucra a 5.000 voluntarios sanos en el Reino Unido, ya seleccionados, y otros tantos en Brasil. Estarán controlados en todo momento por expertos, científicos y médicos, que observarán cómo reaccionan al fármaco y obtendrán datos para después elaborar informes sobre la respuesta de su organismo.

Los resultados de la fase 3 sobre la eficacia de la vacuna se esperan para finales de septiembre. Por otro lado, se espera que los resultados de la fase 1 se publiquen en unas pocas semanas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios