www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DESESCALADA

Madrid, Andalucía y Valencia, indignadas por no pasar de fase

Madrid, Andalucía y Valencia, indignadas por no pasar de fase
Ampliar
(Foto: Efe)
domingo 10 de mayo de 2020, 15:14h
El Ejecutivo de Sánchez defiende que "no hay que intentar falsos agravios" en esta cuestión, pues se ha actuado desde la "prudencia".

Pedro Sánchez ha agradecido la "actitud constructiva" de todas las CCAA en las reuniones bilaterales mantenidas con ellas por el Ministerio de Sanidad a lo largo de la semana y ha insistido en que los criterios en base a los cuales se ha decidido el paso de unos territorios sí y otros no a la fase 1 de desescalada ha sido exclusivamente el de "prudencia".

No obstante, varios Gobiernos autonómicos han criticado con dureza al Ejecutivo por no permitir a sus territorios pasar el próximo lunes a la siguiente fase. Valencia y Andalucía han reclamado una revisión de sus expedientes y Madrid ha avisado de que presentará de inmediato uno nuevo.

Por contra, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, acompañada por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha mantenido al término de la Conferencia de Presidentes que todos los dirigentes políticos han expresado máxima cautela. "No hay que intentar falsos agravios", ha advertido, "que no tienen ningún fundamento".

Sin embargo, nada más conocer la decisión de Sanidad de mantener a Madrid en fase cero, Ignacio Aguado (Cs), vicepresidente de la Comunidad, tuiteó que la decisión del Gobierno "supone que miles de autónomos, bares y pequeños comercios" no podrán abrir este lunes. Aguado recalcó que la crisis también se está lleva por delante a "muchas empresas" y ha defendió este sábado, en declaraciones a la Cope, que la región está "preparada" para cambiar de fase.

De hecho, la Comunidad de Madrid ya ha informado de que pedirá la semana que viene pasar el próximo 18 de mayo a la fase 1 de la desescalada. El Ejecutivo madrileño confía en que entonces la región logre el visto bueno de Sanidad y advierte de que su sistema sanitario "tiene la capacidad asistencial suficiente para pasar a la siguiente fase". "Además de bajadas muy significativas en todos los indicadores de incidencia en el último mes, en hospitalización, UCI y seguimiento desde Atención Primaria, la Comunidad de Madrid ha tenido capacidad de habilitar 1.900 puestos de UCI y más de 22.000 camas de hospitalización, pudiendo ampliarse si fuera necesario a otros pabellones en Ifema y a los hoteles medicalizados", sostiene la Consejería de Sanidad.

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, se ha quejado incluso ante Sánchez por la "campaña" de "ataques desmesurados e injustos" que ha desplegado el PSOE contra ella y contra la Comunidad de Madrid poniéndola como ejemplo de "gestión ineficaz e irresponsable"

El presidente andaluz, Juanma Moreno, también mostró su descontento con un mensaje en las redes sociales y dejó claro que pedirán que se revise esa decisión. "El mapa de Andalucía debería estar pintado del color de la fase 1. Es difícil de entender que en otras CCAA se permita una desescalada por distritos sanitarios y en Andalucía no. Pediré que se revise esa decisión y se nos aplique el mismo criterio que a los demás", dejó escrito en su cuenta de Twitter.

Moreno aspiraba a que toda su comunidad, a excepción de algún distrito sanitario, entrase junta en la fase 1 pero, finalmente, Sanidad descolgó dos provincias completas: Málaga y Granada, que permanecerán en la fase 0. Es "difícil de entender" que distritos sanitarios como la Costa del Sol, que apenas contabilizan 1,6 casos comprobados por PCR de cada 100.000 habitantes, no puedan entrar en la fase 1 mientas que otros con mucha mayor incidencia sí puedan hacerlo, criticó.

En cambio, la Comunidad Valenciana, presidida por el socialista Ximo Puig, ha sido la más dura discrepando frontalmente de la decisión del Gobierno.

La Generalidad remitió a Sanidad un informe exhaustivo de 232 páginas y no ha recibido ni un solo papel justificando la decisión del Gobierno. La indignación por la decisión de Sanidad llevó al presidente valenciano a pedir una revisión "cuanto antes" del plan presentado.

La Generalidad defiende que no conoce qué criterios no ha cumplido y desliza que la decisión de no permitir un avance de toda la comunidad es política. Pues, hay que recordar, el Gobierno de Sánchez ha concedido un plan a la carta al País Vasco en compensación por el apoyo decisivo que el PNV dio a la cuarta prórroga del estado de alarma.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios