www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA OMS AVALA EL CIERRE DE LOCALES ANTE LOS REBROTES

El ocio nocturno, principal foco de la expansión del coronavirus

El ocio nocturno, principal foco de la expansión del coronavirus
Ampliar
(Foto: Efe)
EL IMPARCIAL
viernes 24 de julio de 2020, 07:09h
Navarra y Aragón toman medidas restrictivas mientras Cataluña, Andalucía y la Comunidad Valenciana lo barajan.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que puede ser necesario cerrar por un tiempo limitado y en áreas específicas los locales de ocio nocturnos si se comprueba que el coronavirus se está transmitiendo en esos espacios, como así consideran las autoridades sanitarias españolas.

María Von Kerkhove confirmó este jueves que los locales de diversión nocturna se han convertido en "lugares propicios" para la transmisión del virus en ciertas áreas. "No creo que cerrar los espacios nocturnos sea tampoco la solución. Necesitamos tener un enfoque basado en datos, saber dónde está el virus, dónde tiene oportunidades de transmitirse. Si ocurre en ciertas áreas, entonces sí, quizás deban ser cerrados por algún tiempo", recalcó la experta.

En España, el 10 por ciento de los contagios que están siendo notificados hasta ahora están relacionados con el ambiente nocturno, donde llevar mascarilla y mantener la distancia social es incompatible con la actividad de ocio que ofertan este tipo de locales.

El entorno familiar, los temporeros y los casos importados que llegan por los aeropuertos son los otros focos que preocupan a las autoridades sanitarias, que han registrado por ahora 281 focos activos.

Este jueves, los contagios de coronavirus han marcado un nuevo récord desde el final del estado de alarma con 971 positivos en 24 horas, una evolución de la epidemia que ha llevado a que Murcia instale a Totana en la fase 1 por el brote descontrolado derivado del ocio nocturno.

El cierre de los locales nocturnos es una posibilidad que toma fuerza conforme pasan las horas. Las autoridades sanitarias de Cataluña se muestran favorable a "limitar" el ocio nocturno al igual que la Comunidad valenciana y Andalucía.

El barrio pamplonés de Mendillorri es desde hace días un foco de preocupación para las autoridades sanitarias, tras detectarse un brote que afecta a la población joven y ligado a la celebración festiva en el centro de Pamplona de los Sanfermines. En consecuencia, el Gobierno navarro ha decretado el cierre de bares, discotecas, salones de juego, sociedades y peñas a las 2 de la madrugada, prohíbe en horario nocturno “botellones” y reduce a 10 los grupos en hostelería.

Las comunidades autónomas disponen de los elementos necesarios para establecer restricciones de movilidad, recomendaciones, cierre de locales y lugares de ocio. Medidas restrictivas como la anunciada por el Ejecutivo navarro no son las únicas adoptadas hasta ahora. Este jueves, cuatro comarcas de Aragón con Zaragoza capital retrocedieron a una fase 2 rígida. Como consecuencia de ese paso atrás, se restringe el ocio nocturno y se establece un cierre obligatorio a las 12 de la noche, se ordena el cierre de las peñas, se prohíbe el botellón y se limitan a 10 el número de personas en las reuniones públicas o privadas.

El cierre de locales nocturnos compromete una vez más la superviviencia de un sector muy castigado por la crisis sanitaria. Tras el estado de alarma, los locales que volvieron a abrir sus puertas con restricciones afrontan ahora un futuro incierto marcado por la evolución del virus.

Antes de la crisis, y según datos de la Confederación Empresarial de Hostelería, en España había más de 315.000 establecimientos, entre bares, restaurantes, cafeterías, colectividades, locales de ocio nocturno y alojamientos. En total, la hostelería da trabajo a 1,7 millones de trabajadores, lo que supone el 8,7% del empleo total de España y el 64% del empleo turístico. El 70% corresponde a autónomos y empresas de menos de 3 empleados y el volumen de negocio es de 612 millones de euros.

El sector de la hostelería estima un descenso de 65.000 establecimientos hosteleros en 2020. En el escenario actual, 40.000 negocios ya han echado el cierre y se prevé que 65.000 habrán desaparecido a final de año. En caso de que empeorara la crisis sanitaria, podría verse afectada la supervivencia de hasta 85.000 establecimientos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios