www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TENIS

Roland Garros. Rafa Nadal acribilla a McDonald y pasa de ronda sin sudar

Roland Garros. Rafa Nadal acribilla a McDonald y pasa de ronda sin sudar
Ampliar
miércoles 30 de septiembre de 2020, 23:45h
Imperial puesta en escena del español, que dio carpetazo a su segundo partido por la vía rápida.

Rafael Nadal aterrizó en las instalaciones de Roland Garros la pasada semana con algunas dudas. En primer lugar, sobre las condiciones en las que se iba a jugar el torneo -la dureza de las pelotas no rima bien con el frío, un marco que erosiona los hombros de los tenistas, denunció-; y en segundo término, en torno a su propio rendimiento. Venía de perder en los cuartos de final del Masters 1.000 de Roma, en su primera derrota italiana desde 2017.

Su entrenador, Carlos Moyá, dejó claro antes del debut de su pupilo que ha llegado corto de preparación porque se centraron e recuperar su estabilidad mental antes que la física tras la cuarentena provocada por el coronavirus. Eligieron competir en el torneo transalpino y allí fue arrollado por Diego Schwartzman. El preparador sacó la siguiente conclusión: el astro, de 33 años, va a necesitar partidos para mejorar su juego y ganar la consistencia necesaria para coronarse con su decimotercer título en París.

Así las cosas, se estrenó ganando con facilidad ante el bielorruso Yegor Guerásimov. El 72º del ránking de la ATP no fue rival. Nadal venció por 6-4, 6-4 y 6-2 el pasado lunes. Y este miércoles, en la tercera ronda, se le atravesaba otro contrincante asequible pero muy motivado. Se trataba del estadounidense de 25 años Mackenzie McDonald (otro jugador alejado del Top-50). Y el manacorí superaría la prueba con otro golpe de autoridad y de confianza.

Pasó a la tercera fase tras pasar el rodillo. Registró un nítido 6-1, 6-0 y 6-3, en una hora y 40 minutos de esfuerzo. La Court Philippe Chatrier contempló una solidez extraordinaria del segundo favorito. Embocaría 30 golpes ganadores el mejor deportista español de la historia, con pocos errores. Subió los ratios de eficacia de su servicio y no concedería ni una oportunidad de break.

"El objetivo es jugar lo mejor posible, hoy un buen partido, muy contento, pasado mañana tendré otro partido complicado y espero mantener un buen nivel", recalcó a pie de pista. Su aclimatación a la arcilla francesa va viento en popa, aunque ha de pulir algunos detalles en el crecimiento de su derroche. La persecución de la cosecha de Grand Slams conseguidos por Roger Federer (20) sigue en su horizonte más cercano.

Tras un partido sin mayor historia que la superioridad absoluta de un especialista de rango histórico en tierra ante un joven que cuenta con su cima la cuarta ronda de Wimbledon en 2018, Nadal tiene por delante el cruce frente al ganador del partido que desarrollarán el japonés Kei Nishikori, que vuelve de una larga lesión, y el italiano Stefano Travaglia.

Ya en la sala de prensa, Rafael analizaría lo vivido con algo más de detenimiento. "Esta victoria no me permite saber dónde estoy a nivel tenístico. He ganado con un resultado muy positivo. He ganado dos partidos en tres sets, con resultados como el de hoy, mal no está. Significa que no has cometido muchos errores y que marcas diferencias. Sé que la siguiente ronda va a exigirme más y espero estar preparado", avanzó.

"Pero debo mejorar más el dinamismo porque he mezclado golpes buenos con errores", prosiguió. "Espero que la exigencia me vaya llevando ahí. Las sensaciones son buenas, estoy dando pasos adelante, pero hay que tener pies en el suelo. Hoy he avanzado, el servicio ha mejorado la velocidad, con el golpe directo he hecho daño y con el revés cruzado ganador me puedo atrever más, lo hago en los entrenamientos y en los partidos soy conservador", desglosó.

Y volvió a incidir en lo problemático de las condiciones en las que están jugando. "No hacía tanto frío, la bola no es la más viva del mundo, pero no se siente una piedra en la raqueta. Pero los siguientes días vuelve a dar bajas temperaturas. Firmaría jugar con estas condiciones, que no son extremas como otros días. No son ideales, pero asumibles para todos", comentó.

Por último, pasó revista a sus sensaciones. "Llevo cinco partidos en seis meses, son situaciones que no son normales, los regresos no son fáciles. Estoy satisfecho de cómo van las cosas. Cada partido que voy jugando gano en confianza, son horas en pista que me van ayudando a seguir avanzando en mi juego", afirmó, antes de despedirse augurando que la tercera ronda podría contener un "partido que me puede ayudar a hacer un poco de 'click' que necesito". "Será un test importante", sentenció.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios