www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Berta Marsé: Encargo

domingo 29 de noviembre de 2020, 17:43h
Berta Marsé: Encargo

Anagrama. Barcelona, 2020. 200 páginas. 17,90 €. Libro electrónico: 9,99 €.

Por Ángela Pérez

A Berta Marsé (Barcelona, 1969) se le puede aplicar el refrán popular “de casta le viene el galgo”. Berta Marsé es hija de Juan Marsé, el extraordinario escritor, fallecido el pasado julio, que nos ha legado novelas inolvidables -la última Esa puta tan distinguida-, con esa genial creación de los aventis, cumbre y homenaje del poder de la imaginación. Y también una buena muestra de su buen hacer como cuentista. Precisamente, en este género se dio a conocer Berta Marsé con las recopilaciones tituladas En jaque y Fantasías animadas, que obtuvieron una magnífica acogida por parte de crítica y público. En las dos colecciones, Berta Marsé nos proponía una universo propio, en el que la cotidianidad cobra nuevos e inquietantes perfiles reflejados con una costumbrismo en el que subyacen significados que lo trascienden.

Con Encargo, debuta en la novela con una historia que tiene varios frentes, desde la novela de aprendizaje hasta un relato de ambiente carcelario, sin olvidar ciertos toques de metaliteratura, pues su primer capítulo es el trabajo que realiza Desi, protagonista y voz narradora, en un taller de escritura que se imparte en Wad-Ras, la cárcel barcelonesa de mujeres donde cumple condena: “a) Elegir escenario y b) situar al protagonista o protagonistas en medio de una escena cotidiana, y, sin más, c) abrir el telón. He tenido que leerlo varias veces para entenderlo. Vale que no estoy en mi mejor momento, que la medicación me tiene algo atontada y hace demasiado que no pongo mi cerebro a prueba, que no leo, que no hago crucigramas, que no pienso. Y vale que me he apuntado al taller de escritura creativa solo porque es lo que se espera que haga. Pero el enunciado del ejercicio tampoco está muy inspirado que digamos. Parece un sencillo ejercicio de orientación hacia el cuándo y el por dónde empezar; si no lo he entendido mal, y puesto que en algún lugar y en algún momento hay que empezar”.

¿Por qué está Desi en prisión? No lo sabremos hasta las páginas finales de su tercer y último capítulo, donde se despejarán las incógnitas que van surcando la novela, aunque no deja de mantenerse una deliberada ambigüedad para que cada lector opte por su respuesta. Así, también, en cierto sentido, Encargo, que comparte título con un poema de Julio Cortázar que encabeza la obra, y que, explica su autora, siempre la acompañó en todo su proceso de elaboración –“un camino largo y a veces bastante oscuro”-, resulta una novela de misterio que no podemos dejar de leer.

El eje de Encargo es la amistad entre Desi y Yesi, nacidas en el mismo año, y con el mismo signo del zodiaco, Géminis, cuyos padres son amigos, y viven en el mismo barrio, el barcelonés de Sant Antoni, y van al mismo colegio, pareciendo llevar vidas paralelas. Pero esa amistad más que nada la suponen los demás, es solo un cascarón pues, confiesa la propia Desi: Yesica Lugano y yo nunca fuimos amigas de verdad, nunca intimamos ni nos hicimos confidencias”. Un día malhadado, Yesi desaparece y se teme lo peor. Y más aún ¿ha sido el azar el que ha propiciado que sea esta la desaparecida, ya que también podría haber sido Desi?

Con el trasfondo de una época de crisis, comenzado en 2008, y referencias frecuentes a personajes populares y hechos de la época: Pablo Alborán, la muerte de Amy Winehouse tras una senda autodestructiva, la misión espacial de Curiosity..., Berta Marsé explora una relación contradictoria, que nos evoca, aunque los registros sean diferentes, la que Unamuno nos propuso en Abel Sánchez,, llena de aristas, donde se masca envidia, rivalidad, y calladas frustraciones, sin caer en lo melodramático. Berta Marsé sale más que airosa de su debut novelístico.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (8)    No(0)

+

0 comentarios