www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CONGRESO

Casado se reafirma en el espacio de la moderación y Sánchez pide que lo demuestre con "hechos"

Casado se reafirma en el espacio de la moderación y Sánchez pide que lo demuestre con 'hechos'
Ampliar
(Foto: Efe)
miércoles 24 de febrero de 2021, 13:39h
El presidente del PP apela al espíritu de la Transición, pero advierte al jefe del Ejecutivo de que no puede pedir "unidad" cuando no la hay en el Gobierno.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha apelado este miércoles en el Congreso al espíritu de la Transición para afrontar retos comunes que permitan "soñar" con la mejor España. Casado se ha pronunciado así en un discurso en el que ha reafirmado el papel de su partido en el centro del tablero político y de la moderación frente al extremismo de Vox.

Durante su turno de réplica al presidente del Gobierno en el pleno del balance de la pandemia, Casado ha criticado duramente la gestión del Ejecutivo, pero se ha mostrado conciliador en un intento por rebajar la tensión entre los socialistas y el partido mayoritario de la oposición con el objetivo de rebajar el "clima de hartazgo y decepción respecto a la política" de los españoles por la "incompetencia en la gestión y la imposibilidad de llegar a acuerdos", lo que considera que "solo beneficia a los populistas".

Si el centro político se comprime por los extremos, opina Casado, "en ese río revuelto solo ganan los radicales, así que deje de hacer olas".

Opina Casado que "es necesario un nuevo comienzo para España; una agenda con una mayoría con metas ambiciosas para que la gente recupere la confianza", por lo que aboga por ponerse "manos a la obra" para cicatrizar las heridas de la COVID: "Hay que dar oportunidades a los que se han convertido en nuevos pobres y hay que crecer la desigualdad como la mejor vacuna contra el populismo que su gobierno alimenta".

Hasta en dos ocasiones Casado ha hecho alusión a un "nuevo comienzo" en el que aspira a poner las bases de una agenda nacional que persiga, entre otros objetivos, el pleno empleo técnico, reducir a la mitad el fracaso escolar o conseguir la violencia cero contra las mujeres.

"Propongámonos metas compartidas, proyectos sujestivos de vida en común como hace 40 años en la Transición cuando fuimos capaces de poner en marcha una agenda sin precedentes que transformó el país hasta hoy", ha pedido el líder 'popular', que considera que "la alternancia del centroderecha y centroizquierda fue el polo de atracción de la mayoría del país y consiguió llevar a los extremos a la irrelevancia tanto por la derecha como por la izquierda".

En un intento por distanciarse de Vox, el presidente del PP ha hecho alusión en varias ocasiones a la amenaza del populismo y ha añadido que su partido representa a la "sociedad reformista" fruto del ejercicio de la "mejor política".

"La tarea que debemos compartir es ensanchar el espacio de la moderación y hacerlo tan grande como para que los dos ganemos en él", ha dicho Casado dirigiéndose directamente a la bancada socialista, a la que ha recordado que hace 40 años compartieron la "misma pancarta" en defensa de la libertad y la Constitución: "Me siento heredero de esa generación y creo en el principio canovista de venir a continuar la historia de España: dejemos atrás las pesadillas para empezar a soñar en la mejor España, el futuro de la nación está en nuestras manos"

Críticas a la gestión

Casado no ha pasado por alto criticar duramente la gestión del Gobierno durante los meses de la pandemia. Así, ha afeado a Sánchez que pida "unidad" a los grupos parlamentarios para respaldar la gestión del Gobierno cuando "no la tiene dentro", en alusión a las fisuras en el seno del Gobierno de coalición.

"Lidera el gobierno más radical y enfrentado de los últimos 40 años. Pide aquí unidad pero no la tiene dentro", ha dicho Casado al tiempo que ha remarcado la mala praxis del Ejecutivo al "usar" a las comunidades "como burladeros" y a Europa "como capote".

El presidente del PP, que considera que las propuestas del Gobierno "atrasan la salida del túnel", ha reprochado a Sánchez que haya rechazado ofrecimientos y ofertas de su partido, así como que siga sin reconocer los fallecidos en la pandemia. "Los muertos ascienden a 90.000 y los contagiados a 3 millones".

Sobre el anuncio de Sánchez de que destinará 11.000 millones de euros adicionales al rescate de empresas y autónomos, Casado lo ha considerado insuficiente: "Hacen falta 50.000 millones". Asimismo, ha recordado al jefe del Ejecutivo que aún está a tiempo de “caerse del caballo” y ponerse a trabajar en un marco legal para pandemias y la oferta del PP de un pacto de Estado por la sanidad, la investigación y el cuidado de mayores.

Réplica de Sánchez

En su turno de respuesta, el presidente del Gobierno ha pedido al líder del PP que "abandone el camino de la exaltación y lo demuestre con hechos y no palabras".
Sánchez ha vuelto a tender la mano a Casado para "recorrer juntos el tramo final de la pandemia", lo que considera que será "bueno" para los españoles y para el PP; formación a la que no desea que le "vaya mal", y a la que ha recordado que el Gobierno no es su "enemigo".
España necesita, según el jefe del Ejecutivo, un centroderecha "potente" que contraste a Vox, pero se ha lamentado de que ve a Casado "con pocas ganas, a medias".
En opinión de Sánchez, el presidente del PP "sigue siendo un misterio por resolver" y considera que demuestra "poca empatía y sensibilidad" al utilizar la cifra de muertos en la pandemia para atacar al Ejecutivo. "Deje de utilizarlos como un arma arrojadiza", le ha pedido Sánchez.
En línea con el discurso de Casado, Sánchez se ha mostrado partidario de que las formaciones a las que representan "dejen de competir" para poder sacar "adelante" el país. "Encabezamos partidos distintos , pero no debemos dañar la convivencia".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(1)

+

1 comentarios