www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PANDEMIA

El primer ministro británico y francés se vacunan con AstraZeneca

El primer ministro británico Boris Johnson recibe la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca.
Ampliar
El primer ministro británico Boris Johnson recibe la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca. (Foto: Efe)
Efe
viernes 19 de marzo de 2021, 20:17h

El primer ministro británico, Boris Johnson, recibió este viernes la primera dosis de la vacuna contra la covid-19 desarrollada por la farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford. Antes lo hizo también el primer ministro francés, Jean Castex, que se vacunó con la dosis de AstraZeneca con el objetivo de reforzar la confianza en ese producto después de que ayer recibiera el visto bueno de las autoridades sanitarias europeas.

Johnson, de 56 años de edad, acudió al hospital londinense St Thomas, el mismo donde en abril del año pasado estuvo varios días ingresado en cuidados intensivos tras contagiarse del coronavirus. "Literalmente no he sentido nada", dijo Johnson a los medios tras abandonar el centro médico, al término de una semana en la que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha dado luz verde a continuar vacunado con el preparado de AstraZeneca al considerarlo "seguro y eficaz" y pese a los casos de trombosis detectados y que presuntamente podrían haber sido una reacción al fármaco.

Cuestionado por posibles temores entre la población a sufrir efectos secundarios, el primer ministro respondió: "No me escuchen solo a mí, escuchen a todos los científicos y a lo que la Agencia Europea del Medicamento dijo ayer". "Recomiendo encarecidamente a todo el mundo que en cuanto reciban la notificación (del sistema sanitario) acudan a vacunarse", agregó.

En el Reino Unido se ha administrado ya la primera dosis de una vacuna -AstraZeneca o Pfizer- a más de 26 millones de personas, mientras que unos 2 millones han recibido también la segunda inyección preceptiva. Tanto la EMA como la Agencia Reguladora de Medicinas y Productos Sanitarios británica (MHRA, en inglés) consideran que los beneficios de la vacuna superan los posibles riesgos, aunque continúan investigando si existe un vínculo causal entre el preparado y algunos casos de accidentes cerebrovasculares.

Reforzar la confianza en AstraZeneca

Por su parte, el primer ministro francés, Jean Castex, se vacunó igualmente contra el coronavirus con la dosis de AstraZeneca, con el objetivo de reforzar la confianza en ese producto después de que ayer recibiera el visto bueno de las autoridades sanitarias europeas. Castex, de 55 años, recibió la vacuna ante las cámaras en el Hospital Militar Begin (París), de manos de una enfermera a la que felicitó: "No he sentido absolutamente nada", dijo. A continuación, Castex pasó a una zona privada para el período de 15 minutos de reposo tras la administración de la vacuna.

La vacunación del jefe del Gobierno ocurrió muy poco después de que la Alta Autoridad de Sanidad (HAS) de Francia recomendara hoy que, mientras se despejan las dudas sobre el riesgo de trombosis de AstraZeneca para las personas de menos de 55 años, se reserve esta vacuna solo a quienes superan esa edad.

Las autoridades francesas anunciaron que reanudarían el uso de la vacuna de AstraZeneca justo después de que la Autoridad Europea del Medicamento (EMA) recomendara volver a usarla después de que varios países europeos los suspendieran hasta determinar la relación con casos de coágulos sanguíneos a personas inoculadas.

Castex dijo el pasado martes que, si la EMA daba su visto bueno a la reanudación de la inoculación con AstraZeneca, se vacunaría con ella "para mostrar a nuestros conciudadanos que la vacuna es nuestra puerta de salida" de la pandemia, según declaró en una entrevista televisiva.

Sin embargo, los franceses se han mostrado recelosos sobre esta vacuna del laboratorio anglo-sueco. Un 56 % de los franceses no quieren inmunizarse con ella, de acuerdo con un sondeo publicado este viernes en Franceinfo y "Le Figaro" realizado el 18 y 19 de marzo por la casa Odoxa Backbone Consulting, que contó con una muestra de 1.005 franceses.

Según la encuesta, los jóvenes de entre 25 y 34 años han resultado ser los más escépticos sobre AstraZeneca: un 71 % no quieren inyectarse la vacuna de ese laboratorio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios