www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TEATRO REAL

La soprano noruega Lise Davidsen pone el broche final a las fiestas navideñas

La soprano Lise Davidsen  durante su actuación en el Teatro Real.
Ampliar
La soprano Lise Davidsen durante su actuación en el Teatro Real. (Foto: © Javier del Real | Teatro Real)
domingo 09 de enero de 2022, 18:09h

El público del Teatro Real no faltó el sábado a la cita con el coliseo madrileño, ya habitual en las últimas temporadas, en la que extraordinarios divos del bel canto han venido clausurando las fiestas de Navidad. Si en enero de 2021 se pudieron escuchar las voces de Kauffmann, DiDonato y Camarena, este año ha sido la voz de Lise Davidsen la encargada de tan hermosa tarea. Acompañada del pianista noruego Leif Ove Andsnes, la soprano conmovió a los asistentes con la belleza de su personalísima voz, su tranquilidad y sencillez.

Calificada por The New York Times como la soprano con “una voz entre un millón”, Lise Davidsen ofreció el pasado sábado 8 de enero un recital de algo más de una hora cuya primera parte estuvo dedicada a obras del compositor noruego Edvard Grieg. A su lado estuvo el pianista Leif Ove Andsnes, calificado por The Wall Street Journal como “uno de los músicos más talentosos de su generación”. Este recital se contextualiza dentro de una gira europea que coincide con la salida al mercado, el pasado 7 de enero, del disco de ambos con obras del compositor -el tercer disco que la soprano graba para el sello Decca-. La gira, que comenzó en Berlín el 6 de enero, sigue hoy 9 de enero en la ciudad de Múnich, para después ir a Viena el 11 y acabar el 13 de este mes en la capital británica.

Esta soprano noruega, que acaba de ser galardonada con el premio Opera 2021 a la cantante femenina del año, se graduó en la Academia de la Ópera de Copenhague, tras lo que ganó muy pronto, en 2015, con tan solo veintiocho años de edad, el primer premio en los concursos internacionales Operalia y Reina Sonia de Noruega. Calificada como soprano spinto, Davidsen tiene en realidad una voz con importantísimos tintes dramáticos, de gran obscuridad, pero también de un bellísimo y tierno terciopelo (o velluto, como suele decirse en el mundo del canto). Estas características pudo ponerlas de manifiesto sobre todo en la segunda parte del recital, donde la soprano cantó tres de los Vier Lieder (Op. 27) de Richard Strauss (“Ruhe, meine Seele”, “Cäcilie” y “Morgen”), a los que siguió “Befreit” de los Fünf Lieder (Op. 39) del compositor. Tras Strauss, Dadivsen concluyó el programa oficial con los Wesendonck Lieder, de Richard Wagner, ciclo que el genio de Leipzig compuso para Mathilde Wesendonck, esposa del banquero y mecenas suyo, Otto Wesendonck. Cuando Davidsen concluyó “Traume”, la última canción del ciclo, halló un público entusiasmado y completamente entregado, que aplaudió sin cesar y sin dejar de ovacionarla. La soprano respondió generosamente con varios bises, entre los que incluyó otro lied del compositor noruego, “Jeg elsker dig!” (“Te amo”).

En definitiva, por lo que pudo escucharse ayer, esta joven y gran soprano promete seguir proporcionando gratísimos momentos a los amantes del bel canto en los años venideros, en los que, si sigue como hasta ahora, conseguirá sin duda asentar e igualar más su línea de canto en todo el registro vocal, de modo que es posible que se perfile, en muy poco tiempo, como una de las grandes sopranos dramáticas que ha conocido el género operístico.

En cuanto a Leif Ove Andsnes, es uno de los grandes pianistas del panorama mundial actual. Especializado en Grieg, ha sido el primer artista escandinavo en comisariar un ciclo Perspectives en el Canergie Hall de Nueva York. Es también Doctor honoris causa por la Universidad de Bergen y la Juilliard School of Music de Nueva York. Director artístico de varios festivales de prestigio internacional, actualmente es consejero artístico de la Academia de Piano Jirí Hlinka de Bergen.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios