www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

comisión permanente

La Conferencia Episcopal pide respetar la libertad religiosa y las tradiciones

jueves 24 de junio de 2010, 11:21h
A la espera del dictamen de la Corte europea sobre la exposición de símbolos religiosos en las escuelas públicas, la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal ha solicitado el respeto tanto a la libertad religiosa individual como a las tradiciones que han marcado las naciones y pueblos de Europa. Argumenta que gracias al cristianismo, Europa ha sabido afirmar la autonomía de los campos espiritual y temporal y abrirse al principio de la libertad religiosa, respetando tanto los derechos de los creyentes como de los no creyentes.
La Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) pide a Europa que respete "a la vez la libertad religiosa de cada uno y las tradiciones de cada pueblo y nación" para que se puedan desarrollar unas relaciones adecuadas entre las religiones y los pueblos, en justicia y en libertad.

En una Declaración, hecha publica este jueves, ante la próxima resolución de la Corte europea sobre la exposición de símbolos religiosos en las escuelas estatales, añade que en Europa "debe ser respetada" en el marco de una justa relación entre los Estados y las Instituciones europeas, la variedad de leyes que existen y la diversa evolución social y jurídica positiva.

El derecho a la libertad religiosa existe y se afirma cada vez más en los países de Europa, y en algunos se permiten explícitamente otros símbolos religiosos, por ley o por su aceptación espontánea, según la nota. Las iglesias y las comunidades cristianas favorecen el diálogo entre ellas y con otras religiones, y actúan como parte integrante de sus respectivas realidades nacionales.

La Declaración señala que la CEE, junto con otras conferencias episcopales y diversas instancias tanto estatales como sociales de todo el Continente, subraya la importancia de esta cuestión para las convicciones religiosas de los pueblos y para las tradiciones culturales de Europa. Argumenta que gracias al cristianismo, Europa ha sabido afirmar la autonomía de los campos espiritual y temporal y abrirse al principio de la libertad religiosa, respetando tanto los derechos de los creyentes como de los no creyentes.

La presencia de símbolos religiosos cristianos en los ámbitos públicos, en particular la presencia de la cruz, refleja el sentimiento religioso de los cristianos de todas las confesiones y no pretende excluir a nadie, "es expresión de una tradición a la que todos reconocen un gran valor". En la cultura y en la tradición religiosa cristianas, la cruz representa la salvación y la libertad de la humanidad. De la cruz surgen el altruismo y la generosidad más acendrados, así como una sincera solidaridad ofrecida a todos, sin imponer nada a nadie, dice la Declaración de los obispos españoles.