www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

En La Boite del Pintor, Madrid

La actriz Jenny Llada triunfa con la exitosa [i]Cacao monumental[/i] de Alonso Millán

martes 29 de junio de 2010, 17:24h
Las funciones del café teatro Cacao monumental, de Juan José Alonso Millán continúan con éxito sacando una sonrisa al público. Sin embargo, una de las culpables es la actriz Jenny Llada que destaca de forma especial en su papel. La guapa actriz canta, baila y muestra su lado más simpático en La Boite del Pintor, en Madrid.
Más de dos semanas después del estreno de Cacao monumental, de Juan José Alonso Millán, la obra continúa sus funciones con éxito. El regreso de este café teatro de los años 70 está consiguiendo que se aprecie y se valore un género que ya está olvidado y del que Alonso Millán es todo un maestro.

Además, gran parte del acogimiento que está teniendo la obra no sólo se debe a su director y escritor, sino que también al gran elenco de actores que representan esta obra los miércoles, jueves, viernes y sábados a las 22:30 en La Boite del Pintor, en Madrid.

Jenny Llada, Emily Suárez, Lucía Jordán, Ailén Denise, Marcia di Lele, Fabio León Muñoz, Félix Granado y Carlos Vargas son los encargados de interpretar a los curiosos personajes de Alonso Millán, que, además, cantan y bailan.

Sin embargo, mientras la vis cómica destaca entre los personajes masculinos, la gracia, el salero, la alegría y la belleza resaltan de forma expecial entre las guapas actrices.

Entre ellas se encuentra, además, una de las actrices de Revista más afamadas de los años 80, Jenny Llada. La guapa actriz, que ha trabajado con algunos de los mejores directores y actores españoles, es una de las claves de Cacao monumental.

En la obra, Llada rememora alguno de sus grandes papeles y vuelve a mostrar su lado más simpático y cómico, con el que está triunfando en este café teatro.

Elenco de <i>Cacao manumental</i>. Manuel Engo


Esto, se percibe de forma más especial por la ausencia de un patio de butacas, lo que fusiona la obra con el público, ganando en cercanía. Además la sistencia a este espectáculo se percibe como una salida a un bar de copas.

También destaca en el montaje la adpatación de la música de Luis Aguilé por su pegadizo ritmo, que se completa con la letra de Alonso Millán. En las canciones la crítica social y política siempre consigue sacar una carcajada a los asistentes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios