www.elimparcial.es

maría josé campanario

operación karlos

La condena a María José Campanario por su relación con la Operación Karlos, que investigaba un fraude de bajas falsas a la Seguridad Social, ha sido ratificada este viernes por el Tribunal Supremo, que ha rechazado el recurso interpuesto por la defensa de la mujer del torero Jesulín de Ubrique.

Carretero dice que recibió 18.000 euros por tramitar la incapacidad de Remedios Torres

Carlos Carretero, principal cabecilla de la red acusada de conseguir fraudulentamente pensiones de incapacidad laboral, ha confesado hoy que cobró 18.000 euros por los trámites que realizó para Remedios Torres, la madre de María José Campanario, quien, según ha dicho, estuvo al tanto del proceso.

y el juicio sigue adelante

El juez de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cádiz, Manuel Grosso, ha dado por buenas todas las escuchas por lo que el juicio de la 'operación Karlos', en el que se juzga una estafa a la Seguridad Social, sigue adelante, con la fechas de las vistas que estaban programadas. El juez ha defendido que la actuación de la investigación ha sido "impecable" y que las escuchas realizadas se ajustan a derecho. Asimismo, se ha basado en las resoluciones ya dictadas por la Audiencia Provincial en diciembre de 2006 y octubre de 2007, que ya rechazaron las peticiones de la defensa en cuanto a la nulidad de las escuchas.
  • 1

EN MÁLAGA

La mujer de Jesulín de Ubrique padece fibromialgia.

JUICIO POR LA 'OPERACIÓN KARLOS'

La Audiencia Provincial de Cádiz ha condenado a María José Campanario, esposa del torero Jesulín de Ubrique, y a su madre, Remedios Torres, a un año y once meses de cárcel a cada una por diversos delitos relacionados con la operación Karlos por una presunta estafa a la seguridad social. Según la sentencia a la que ha tenido acceso Efe, María José Campanario ha sido condenada a una pena de un año y siete meses de prisión por un delito de falsedad en documento oficial, más 4 meses de prisión por un delito de estafa en grado de tentativa, lo que suma un año y 11 meses de cárcel, además de una multa de 1.800 euros.

Por estafa y cooperación necesaria

El Ministerio Fiscal ha presentado en el juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Cádiz por el caso de la 'Operación Karlos' su petición de penas definitivas. Así, ha solicitado para el inspector médico Francisco Casto un total de nueve años de prisión, para Carlos Carretero, cuatro años de prisión y para María José Campanario y su madre, Remedios Torres, dos años y nueve meses de prisión para cada una.