www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PARTIRÁ A MEDIADOS DE 2028

Así es Ariel, la misión de la ESA que arrojará luz sobre los exoplanetas

Exoplaneta caliente
Ampliar
Exoplaneta caliente (Foto: ESA)
martes 20 de marzo de 2018, 18:14h
El proyecto será clave para entender la formación, composición y evolución de los sistemas planetarios cercanos.

La misión Ariel (Acrónimo de Atmospheric Remote-sensing Infrared Exoplanet Large-survey) de la ESA ya tiene fecha de despegue: mediados de 2028. Desde ese momento la sonda espacial rastreará el cielo en busca de nuevos exoplanetas similares a la Tierra.

Ariel ha sido incluido dentro de un ambicioso plan denominado Cosmic Vision (CV), gracias al cual en los próximos años se pondrán en marcha multitud de misiones orientadas a mejorar nuestra percepción del Universo cercano. En ella figuran proyectos pequeños (hasta 50 millones de euros), medianos (hasta 500 millones) y grandes (más de 900 millones).

El objetivo principal de Ariel, que será la cuarta misión de clase media de CV, será ampliar la información disponible que tenemos sobre los exoplanetas descubiertos hasta la fecha. El análisis de los espectros y los datos fotométricos permitirán extraer las huellas digitales químicas de gases y condensados ​​en las atmósferas de los planetas, incluida la composición elemental de los objetivos más favorables. También permitirá el estudio de las propiedades térmicas y de dispersión de la atmósfera como la órbita del planeta alrededor de la estrella.

"Ariel constituye el siguiente paso lógico en la búsqueda de exoplanetas. Nos permitirá avanzar en cuestiones científicas clave sobre su formación, composición y evolución, al tiempo que nos ayudará a comprender cuál es el lugar de la Tierra en el Universo”, comenta Günther Hasinger, Director de Ciencias de la ESA.

Hasta la fecha se han descubierto miles de exoplanetas con una gran variedad de masas, tamaños y órbitas, pero aún no se ha logrado dar con un patrón aparente que vincule estas características con la naturaleza de su estrella. En particular, existe un vacío en nuestro conocimiento sobre cómo la química del planeta está vinculada al entorno en el que se formó, o el tipo de estrella anfitriona impulsa la física y la química de la evolución del planeta.

Las observaciones de estos mundos nos darán una idea de lo que sucedió en las primeras etapas de la formación planetaria y atmosférica, así como de su posterior evolución, contribuyendo a poner nuestro propio Sistema Solar en el inabarcable contexto sideral.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios