www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TEATRO REAL

El Teléfono o el amor a tres, una ópera de los cuarenta casi visionaria

El Teléfono o el amor a tres, una ópera de los cuarenta casi visionaria
Ampliar
(Foto: Javier del Real)
sábado 16 de marzo de 2019, 07:57h
Esta producción, primicia absoluta en España, de la que es responsable el Teatro Real, forma parte de una serie de cien producciones del coliseo madrileño, El Real Junior, destinadas al público más joven que tiene como objetivo acercar a niños y adolescentes al género operístico. El noviembre pasado, por ejemplo, el título El Gato con Botas, de Javier Montsalvatge, retransmitido a colegios españoles dentro de un programa de actividades extraescolares, consiguió llegar a unos 60.000 jóvenes. Este año, el objetivo del Teatro Real se ha fijado en 100.000.

The Telephone, or L’Amour à trois, es una ópera de 1947, de pequeño formato y de corta duración, que satiriza el uso indebido del teléfono y alerta de hasta qué punto éste puede interferir en la verdadera comunicación. Casi ochenta años después, cuando el Smartphone ha transformado hasta lo más profundo nuestra sociedad, esta idea de Menotti resulta casi visionaria.

Gian Carlo Menotti fue un compositor ítalo-estadounidense, fallecido en 2007 en Montecarlo a la edad de 95 años, formado con la gran Nadia Boulanger, cuyas obras más exitosas las compuso entre la década de 1940 y 1950. Muy programado en los cincuenta y sesenta del siglo pasado, su obra dejó después de representarse con asiduidad. En España es la primera vez que se representa una ópera de Menotti, pese a que ésta que ahora lo hace, como ha reconocido el director musical responsable de la actual producción del Teatro Real, Jordi Navarro, permite importantes reducciones y puede adaptarse a cualquier sala o escenario.

Tomás Muñoz, pamplonés licenciado en Bellas Artes en 1987, en Geografía e Historia en 1989, y formado después en escenografía con Carlos Citrinovsky y en escena para ópera con Simón Suárez (becado en su día por la Real Academia de las Bellas Artes de Roma), ha apostado por una escena colorida y amena, especialmente pensada para los jóvenes, en la que un presentador – el actor Pepe Viyuela - actúa de enlace entre los artistas y el público, presentando a los personajes, anunciando temas musicales, etc. Este personaje –digamos- interpuesto o añadido, ideado por Muñoz, pretende -si se permite a quien escribe la expresión- passer la rampe que separa al joven público de un género, el operístico, tenido a esta edad temprana por hierático y poco accesible.

El trabajo vocal de El Teléfono corre a cargo de la soprano Sonia de Munck y el barítono Gerardo Bullón, con acompañamiento de Solistas de la Orquesta Titular del Teatro Real. El continuo uso teléfono interferirá continuamente en la relación de la pareja – Luc y Ben-, que ambos interpretan, tornándola prácticamente inviable. La ópera se canta en español, con excepción de la famosa aria “Allo, Allo”, que se ha respetado en inglés.

La apuesta del Teatro Real con esta ópera de apenas media hora de duración, de bella música – que coquetea continuamente con lo atonal – de atractivos pasajes rítmicos y con un tema de flagrante y – hay que reconocerlo- de preocupante actualidad, sin duda convencerá al público joven, el más difícil -a decir de Viyuela-, de contentar y convencer, entre otros motivos, por su irreverente inocencia.

Están programadas cuatro funciones de El Teléfono, los días 23 y 24 de marzo, a las 11:00 y a las 13:00 horas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.