www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

GOBIERNO DE COALICIÓN

Sánchez aún no tiene asegurados los apoyos para su investidura

Sánchez aún no tiene asegurados los apoyos para su investidura
Ampliar
(Foto: Efe)
domingo 17 de noviembre de 2019, 11:11h
A día de hoy, a PSOE y Podemos solo le han dado el 'sí' Más País, Coalición Canaria-Nueva Canaria y el PRC.

De la misma forma que a todos sorprendió la velocidad con la que alcanzaron un preacuerdo de gobierno "imprescindible" entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, hay que decir que, una semana después, el presidente del Gobierno en funciones no tiene asegurados los apoyos suficientes para una investidura.

Según lo explicado por los propios partidos con los que se ha reunido la portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Adriana Lastra, y lo que nos vienen haciendo saber sobre sus posiciones los que no lo han hecho (ni lo harán), los números para una primera votación no dan. La mayoría de Sánchez es menos mayoría desde el 10N y su principal socio de gobierno, con el que se ha hecho la foto-abrazo para la historia, es menos apoyo ahora de lo que podría haber sido hace un mes.

Las matemáticas son tozudas: 120 diputados del PSOE y 35 de Unidas Podemos son unos 155 escaños que todavía se presumen muy lejanos para conseguir una mayoría absoluta en el Congreso. Para la simple en la que más síes que noes puedan quitarle el calificativo “en funciones” que persigue a Sánchez hay que volver a “tirar” de calculadora y, una vez más en una semana, la clave parece estar en lo que haga finalmente ERC, que no hace falta recordar que es un partido que quiere independizarse de España y que quiere, además, buscar una estrategia común con otras formaciones que también son partidarias de la separación.

La realidad es que a las formaciones del preacuerdo, de momento, solo le han confirmado su apoyo los 3 diputados de Más País, los 2 de Coalición Canaria-Nueva Canaria y 1 del PRC. Se lo están pensando, aunque apunta a que solo para ver si pueden “sacar” algo más de Moncloa, los 6 del PNV, los 5 de Bildu y los de BNG y Teruel Existe (uno cada uno).

En contra, porque así lo han confirmado, los 89 diputados del PP, los 52 de Vox, los 10 de Ciudadanos y los 2 de Navarra Suma. También han dicho que ‘no’, de momento, y a la espera de respuesta a unas exigencias inasumibles por cualquier partido constitucionalista, los 13 de ERC, los 8 de JxCat y los 2 de la CUP.

ERC, clave

A nadie se le escapa que los republicanos, como el resto de partidos independentistas, pese a sus amenazas, ultimatuns, bravuconadas y desplantes, prefieren un Gobierno socialista débil como el de Sánchez a otro formado con el centro derecha que, obviamente, no contemplaría con los mismos ojos la visión soberanista de los partidos catalanes y vascos. Esta carta, es igualmente obvio, es la mejor que tiene el PSOE en la manga.

ERC ha dicho ‘no’ hasta que el presidente en funciones no abandone la “vía represiva” en Cataluña y, aunque Sánchez ya ha dejado de hablar de “problema de convivencia” y ahora hablan de “problema político”, como le pedían los independentistas, tanto ellos como JxCat han propuesto una “cumbre” a tres con la CUP para consensuar una postura común de cara a negociar con Moncloa.

Los antisistema, cuyo objetivo es hacer “ingobernable” el Estado español, ya han dicho que votarán que ‘no’ y más cerca de esta postura se encuentran en JxCat. Su cabeza de lista en el Congreso, Laura Borrás, ha sido muy dura al acusar a Podemos de comprar”el marco mental del 155”. En ERC, que parece que tienen discursos distintos en Barcelona y Madrid, el vicepresidente de la Generalidad Pere Aragonés ha pedido ya una mesa de negociación “entre iguales”, además de tratar, por supuesto, la cuestión de los condenados por la sentencia del procés y la siempre presente “autodeterminación”.

Menos exigente resulta el discurso de Gabriel Rufián, que además de no ocultar una evidente amistad con Pablo Iglesias, se muestra más dispuesto a un “gobierno progresista” que sus compañeros que hacen política en Cataluña. Esta circunstancia presenta a la formación republicana como un elemento clave en las cuentas de Sánchez para conseguir sacar la investidura en la votación que solo precisa de la mayoría simple. Las pretensiones de ERC pasan por “vender” su apoyo o la abstención con la amenaza siempre del ‘no’ y, por tanto, nuevo bloqueo.

El PP, ¿totalmente en contra?

Aunque hay quien habla de “abstención patriótica” dentro del PP, su líder, Pablo Casado, ha insistido en que el partido votará en contra de la investidura de Sánchez. Pese a los que abogan por plantearse un acuerdo con el PSOE para desbloquear la situación política del país y no tener que depender de los separatistas, otro sector recuerda que nos vemos en estas por una moción de censura que descabalgó a Mariano Rajoy de la presidencia de un gobierno que acababa de aprobar unos Presupuestos Generales el Estado que aún están vigentes.

Casado ha prometido una oposición rotunda si se materializa el acuerdo entre PSOE y Podemos. Cree que Sánchez no representa al PSOE “sensato” porque da alas a “una izquierda radicalizada y no al PSOE de los acuerdos de Estado”.

No tienen ninguna duda, sin embargo, en Vox. La formación de Santiago Abascal ha dejado muy claro que estarán “enfrente” y que “el acuerdo entre socialistas y comunistas” va a tener una duración “limitadísima”. Los de Abascal han asegura que trabajan para “sacarlos” del Gobierno de España y para mandarlos “por muchas décadas a la oposición”.

En Navarra Suma no hay dudas porque, como aseguro su portavoz, Javier Esparza, “nunca” apoyarán a un Gobierno que depende del independentismo y pide a Sánchez que llame a los constitucionalistas.

Podemos, totalmente a favor

Lógicamente, la formación que lidera Pablo Iglesias votará ‘si’ y, aunque se pregunte a las bases algo que ya ha firmado su “jefe”, en Podemos ya hacen cábalas con los ministerios que le asignarán y que le permitirá no tener que aplicar un ERE. Pese a tener una representación menor que en las últimas elecciones, que ya anticipaban una situación económica complicada, la asignación de carteras ministeriales permitirá a Iglesias no tener que “despedir” a nadie y colocar a muchos miembros del partido.

Por su parte, en Ciudadanos, a pesar de la debacle electoral del pasado 10N y la posterior marcha de su cabeza visible durante muchos años, Albert Rivera, tienen claro que “no pueden” apoyar un obierno PSOE-Podemos por “nefasto” para España. Han pedido a Sánchez que rectifique “por el bien de España” y que negocie con el PP un pacto de Estado en un acuerdo entre partidos a favor de la Constitución.

El PNV, como viene siendo habitual, se pone de perfil con los problemas reales y con la excusa de que será “responsable y constructivo” y que con su disposición absoluta a contribuir a la gobernabilidad buscará afrontar los retos económicos y territoriales, votará a favor si les dan más financiación. En Bildu, partido del que a Sánchez le gustaría prescindir, ha dicho que votará ‘si’ o ‘no’ en función de la r”eceta” que el PSOE ofrezca a vascos y catalanes en cuanto a su autodeterminación.

Más País siempre se ha pronunciado a favor de un gobierno progresista y por eso no tardaro en dar el ‘si’ a Sánchez y a Iglesias. Los canarios lo tienen más complicado. Coalición Canaria y Nueva Canaria han anunciado también su ‘si’, pero Ana Oramas mantiene sus dudas. Es conocida su poco o nulo entendimiento con Podemos. Habrá que ver si le dan el voto afirmativo de los dos diputados o solo uno.

El Bloque Nacionalista Galego todavía no tiene “ninguna posición adoptada” y esperará a la "voluntad" de Sánchez para atender la agenda gallega: “No vamos a entregar cheques en blanco”. Teruel Existe, por su parte, apoyarán un Gobierno de coalición si un Pacto de Estado contra la despoblación con un “mecanismo de financiación permanente” y retomar proyectos de infraestructuras, entre otras demandas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(1)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.