www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PRÓRROGA

El Gobierno amenaza a Casado con provocar "el caos" si no apoya el decreto de alarma

Imagen de archivo de Pedro Sánchez.
Ampliar
Imagen de archivo de Pedro Sánchez. (Foto: EFE)
lunes 04 de mayo de 2020, 15:31h

El presidente del PP ha anunciado que no la apoyaría, pero no aclara si se va a abstener.

El pánico cundía en Moncloa a primera hora de este lunes tras escuchar la entrevista que realizaban al líder de la oposición, Pablo Casado, y en la que aseguraba que a día de hoy el grupo parlamentario del Partido Popular no está dispuesto a apoyar el estado de alarma. La maquinaria en Ferraz y en Podemos se puso a funcionar y la opción no es otra que amenazar y echar la culpa al principal partido de la oposición de las muertes que se produzcan por el coronavirus si no apoya un nuevo decreto de estado de alarma.

Primero era el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, cuando insinuaba que le culpará de un eventual rebrote de la enfermedad: "Cuando Pablo Casado amenaza con no apoyar el estado de alarma, está amenazando con provocar un rebrote, el colapso del sistema sanitario y miles de muertos".

Más tarde, el propio Gobierno, por boca de su ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha amenazado también con el "caos y el desorde" si el PP no apoya el decreto de estado de alarma. Ábalos recuerda al PP que "tendrán que responder ante los ciudadanos si se produce un repunte de los contagios".

Y es que las cuentas no le salen a Pedro Sánchez: si el PP se abstiene, sale la prórroga; si vota en contra, no sale. Casado ha manifestado en declaraciones a Onda Cero que a día de hoy no está dispuesto a apoyar el estado de alarma: "El estado de alarma prorrogado no tiene ningún sentido, a día de hoy consideramos que no podemos apoyarlo". "Parece poco compatible", ha resaltado, "que el Gobierno diga que se puede tomar un vermú" mientras por otro lado toma "medidas de restricción de libertad".

Casado ha asegurado que lo normal es que el estado de alarma no cumpla más de 60 días y ha advertido sobre la posibilidad de que el Gobierno lo use para otros fines, como colocar a Pablo Iglesias en el CNI o limitar la libertad de los españoles.

La duda, de esta forma, es si el PP se abstendrá o votará en contra. Todo hace indicar que, una vez más y por sentido de Estado, el PP permitirá que salga adelante un 4º decreto de estado de alarma con su abstención, pero pide, al menos, que se consulten las medidas a tomar para la desescalada y que el Gobierno escuche las propuestas que los populares están realizando desde antes, incluso, de que el Ejecutivo empezara a tomar medidas en la crisis sanitaria.

La amenaza del Gobierno

Para "ayudar" a Casado a decidirse, el ministro de Transportes amenazaba al PP con que si van contra el estado de alarma propuesto por el Ejecutivo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, "tendrán que responder ante los ciudadanos si se produce un repunte de los contagios". Sin "plan B", como dijo Sánchez, les ha pedido que no se dejen arrastrar "por quienes se valen de bulos y burdas manipulaciones" para acabar con el estado de alarma y les ha advertido de que "no hay leyes ni segundo orden que pueden hacer frente a algo tan excepcional como limitar la libertad de circulación".

Ábalos decía esperar que el partido popular no vaya "de farol" porque en estos momentos tan duros no se debe pensar en "jugadas políticas" sino en decisiones para la ciudadanía. Por ello, ha insistido en mantener el estado de alarma, porque lo contrario es "condenarnos a un caos del que algunos se tendrían que hacer responsables".

Ábalos ha querido extender la amenaza al plano económico recordando que el estado de alarma, además, es la que permite que se mantengan los ERTE por fuerza mayor y sin una nueva prórroga no se pueden aprobar esos instrumentos laborales porque "la razón de fuerza mayor no quedaría amparada".

En la misma línea apuntaba el ministro de Sanidad, Salvador Illa. "Mejor no hacer experimentos que nos pueden llevar al caos", insistía, para añadir que el estado de alarma es "imprescindible" para seguir controlando la epidemia y para que en caso de rebrotes se puedan "reactivar mecanismos" que han demostrado ser eficaces.

En la línea de lo que viene repitiendo desde la semana pasada cuando se le preguntaba por la posibilidad de que no se apoyara una nueva prórroga, Illa ha subrayado que con este instrumento constitucional es el único por el que se pueden ordenar restricciones de movilidad de los ciudadanos.

La llamada

El presidente del Gobierno ha mantenido una conversación telefónica con el líder de la oposición, Pablo Casado, después de conocer que el Partido Popular no respaldará la prolongación del estado de alarma.

Casado exigía, también, desvincular las ayudas económicas del estado de alarma “que mañana mismo” puede Sánchez cambiar en el Consejo de Ministros: "Es inmoral que el Gobierno dé una batalla política en el Congreso tomando a cuatro millones de parados como rehenes que no han cobrado su prestación desde marzo".

El líder del PP pedía igualmente a Sánchez que libere del “chantaje inmoral” a parados y autónomos, ya que los “utiliza como rehenes” en el pago de los ERTE y medidas sociales: “No pueden estar vinculados al estado de alarma” y ha segurado que la legislación básica española tiene fórmulas sin necesidad de estado de alarma y afirma que no se puede seguir utilizando esta figura para modificar leyes orgánicas con normas ministeriales.

Casado considera un “insulto” que Sánchez no tenga un plan B, y apunta que su plan pasa por el pago de los ERTE, liquidez a las empresas y autónomos, y protección sanitaria para los trabajadores: “Hay que hacer los máximos test posibles para abrir la economía lo máximo posible”.

Comunidades Autonónomas

El Gobierno apelaba este domingo a los partidos políticos y las comunidades autónomas a mantener el estado de alarma, aunque con escaso éxito. Los presidentes autonómicos se han mostrado contrarios a los planes de Sánchez, así como los grupos políticos con representación parlamentaria.

A pesar de que Pablo Casado no ha querido dar por definitiva su postura sobre el estado de alarma, ahora mismo sería fundamental para Sánchez ese apoyo, pues solo cuenta con el de sus socios de Gobierno, Podemos, para la prórroga, además del respaldo de Ciudadanos. Inés Arrimadas aseguró que sí que apoyaría el estado de alarma "por responsabilidad".

Sin embargo, por el lado nacionalista, ni PNV, ni Bildu, ni ERC ni JxCat están dispuestos, por el momento, a dar su voto de confianza al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para prorrogar el estado de alarma.

Los nacionalistas vascos pedían este mismo lunes más competencias para apoyar el estado de alarma, mientras que Podemos amenazaba al líder de la oposición con cargarle los muertos en caso de que no apoye las medidas de Sánchez.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios