www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

APROBADA LA PRÓRROGA

Sánchez aprueba el estado de alarma pero sale vapuleado del Congreso

miércoles 06 de mayo de 2020, 17:49h

Casado lanza un ultimátum y dice que votará ‘no’ si el Gobierno trata de prolongarlo otros quince días.

El Gobierno más débil de la historia reciente de España ha recibido este miércoles el primer varapalo serio a cuenta de su dudosa gestión de la crisis del coronavirus. La coalición entre PSOE y Podemos ha enfrentado una batería de serias críticas por parte, incluso, de sus aliados y la moción de censura ha llegado a planear sobre el hemiciclo.

Es cierto que, gracias a un pacto in extremis con Ciudadanos y PNV, además de la abstención del Partido Popular, ha logrado sacar adelante en el Congreso de los Diputados la prórroga del estado de alarma con 178 síes, 75 noes y 97 abstenciones. Pero también que el cesarismo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha hecho tambalear la unidad de las fuerzas políticas en torno a la manera de combatir la pandemia. Así, ha conseguido sacar adelante la cuarta prórroga con el peor apoyo desde que lo solicitara por primera vez el 14 de marzo.

Ahora, Sánchez e Iglesias tienen otros 14 días para gestionar la pandemia, hasta las 00:00 horas del 24 de marzo, pero la mayor parte de los partidos en el Congreso le han pedido ya alternativas para la próxima.

Contundencia de Casado

Acudía Sánchez al Congreso para pedir la prórroga del estado de alarma dos semanas más, a partir del sábado con una amenaza sobre la mesa que se encargaron de articular el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y el portavoz de Podemos, Pablo Echenique: si no había apoyo ciego por parte de la oposición del PP a las medidas de desescalada, el Gobierno usaría todo su aparato mediático para cargar sobre las espaldas de Pablo Casado los “miles de muertos” que produjera la enfermedad.

“Según esta lógica, ¿son ustedes responsables de la muerte e 25.000 españoles?”, se ha preguntado Casado, en un durísimo discurso. El líder del PP ha subrayado que su partido no tiene “esa bajeza moral” de usar las víctimas contra los demás. “Esa es su antigua normalidad”, ha manifestado, “si estuviéramos gobernando nosotros vendrían a nuestras casas a llamarnos asesinos delante de nuestros hijos”.

Todavía otra amenaza estaba sobre la mesa, desde el flanco económico. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aseguraba que las ayudas a las empresas que estaban sufriendo el estado de aislamiento social se acabarían con el fin del estado de alarma, abocando a muchas de ellas a la quiebra y a sus trabajadores al paro.

Casado ha anunciado que el PP se abstiene en la votación sobre la prórroga del estado de alarma, lo que posibilita 15 días más. Pero también ha dejado claro que esta sería la última concesión del partido opositor, ya que de volver a pedir una nueva prórroga, los escaños populares votarían ‘no’ a la propuesta.

Sanchez, "con el agua al cuello"

Pero en la réplica, el líder de los populares fue igual de serio y crítico al recordarle el presidente del Gobierno que “cada vez tiene el agua más cerca del cuello" y le pedía que "haga amigos y aliados y no venga con esta prepotencia a insultarnos todo el tiempo”. También subrayaba que cada votación es un suplicio para el PSOE y que con su arrogancia “lo que le espera es un calvario”.

“Es lamentable el mimo con el que agradece la abstención de los batasunos y la inquina con la que nos trata a la oposición”, apuntaba Casado para añadir: “Usted no quiere pactos, solo quiere culpables de que no los haya”.

La dureza iba creciendo: “Para usted las protestas son ultraderechistas, los que le critican hacen bulos y los que no le apoyamos causamos muertos. Esa es su talla moral. ¿Pero usted quien se cree que es, Napoleón?”. Al respecto, le recordó que es el presidente con menos votos en las urnas y menos respaldo en el Congreso.

También, en clave económica, le ha preguntado de dónde va a sacar los 35.000 millones de euros de “recortes” que le va a exigir la UE tras haber despilfarrado 20.000 millones para ir dopado a dos elecciones generales, ocultado, además, otros 3.000 millones a Europa y un rescate a los españoles. “Déjese de eslóganes vacíos y rinda cuentas”, le ha espetado.

Moción de censura

Incluso la sombra de una moción de censura ha cruzado el Congreso de los Diputados. Y ha llegado desde partidos tan distintos como Vox o ERC. Así lo ha planteado el presidente de Vox, Santiago Abascal. "No descarto que sea necesaria una moción de censura, aunque solo sea para que los españoles sepan con nombres y apellidos quiénes son los diputados que quieren el mantenimiento y la continuidad de este Gobierno ruinoso que está abusando del poder", ha dicho.

Pero la protagonista del día ha sido la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, después de que su partido anunciara que votaría ‘sí’ a la prórroga del estado de alarma. A pesar del apoyo, Arrimadas ha lanzado uno de los discursos más duros de la mañana contra Sánchez. “Hoy votamos si el próximo sábado decae el estado de alarma”, ha dicho, “esta votación no sirve para tumbar al Gobierno”.

Después de la votación de hoy, ha dicho, el Gobierno seguirá teniendo 155 escaños, ni uno más, ni uno menos, ha dicho.

La líder naranja ha detallado los acuerdos que ha arrancado a Sánchez como la desvinculación de los ERTE del estado de alarma y la promesa de un plan de salida ordenada. Ha afeado al Gobierno, asimismo, que use una medida excepcional para tramitar “por la puerta de atrás” leyes que no tienen nada que ver con la pandemia del coronavirus, como la ley educativa.

ERC avisa

“Si yo fuera de Unidas Podemos estaría muy preocupado al ver que el PSOE, cada vez que puede, se gira a mirar a Ciudadanos y a la derecha”, ha maliciado el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, bajo la atenta y enfadada mirada del vicepresidente Pablo Iglesias.

Rufián ha reprochado la “irresponsabilidad” del Gobierno al gestionar la crisis como si tuviera mayoría absoluta. Los votos de ERC fueron fundamentales para la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno en coalición con Unidas Podemos.

De hecho, ha recordado a Pedro Sánchez que sin diálogo con ERC no hay legislatura y ha exigido al Gobierno que “haga caso” a la formación republicana porque “nada es gratis en política”.

Ha reprochado el portavoz republicano que Sánchez utilice el miedo a Vox como herramienta “para obedecer al PSOE”, pero ha mostrado su hartazgo. “Esto no es lo que hay, esto no son lentejas”.

Con la aprobación de la prórroga, Sánchez gana a partir del sábado 15 días más para gestionar la crisis del coronavirus pero, tras la sesión de hoy, su cesarismo queda seriamente dañado. Un recordatorio de su debilidad parlamentaria, en medio de una pandemia que deja decenas de miles de muertos y la economía enfrentando la peor crisis en un siglo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)

+

3 comentarios