www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FINAL

Copa Libertadores. El Palmeiras gana la guerra en el descuento y vuelve a conquistar América | 1-0

Copa Libertadores. El Palmeiras gana la guerra en el descuento y vuelve a conquistar América | 1-0
Ampliar
sábado 30 de enero de 2021, 23:05h
El 'Verdao' consiguió apagar la paleta colorida de un Santos tímido. El juego duro gobernó, los porteros no actuaron y cuando el envite se dirigía a la prórroga, 'Rony' inventó un centro maravilloso para que Breno activara el paroxismo. La obra de Ferreira mutó en legendaria.

El mítico estadio de Maracaná, en Río de Janeiro, acogió este sábado la cima del balompié americano. Se engalanó casi vacío de hinchadas, retrato de las dificultades que el coronavirus ha causado a esta edición de la Copa Libertadores. Sobre la mesa, la pelea por el trofeo y dos datos históricos: un premio jamás visto para el campeón (22,5 millones de dólares) y la mayor audiencia para una final de este campeonato (llegó a 191 países). En el césped se cruzarían Palmeiras y Santos, todo un clásico paulista, en la tercera vez que dos clubes brasileños protagonizan el evento por el título latinoamericano por excelencia. Entre crisis financieras, institucionales, deportivas y una erupción juvenil seductora.

Abel Ferreira, salvavidas del proyecto tras el despido de Vanderlei Luxemburgo, siguió sin disponer de Luan Silva, Wesley y al perla Gabriel Veron. Reprodujo su alineación característica: Marcos Rocha, Luan, Gustavo Gómez y Matías Viña protegerían al meta Weverton, con Danilo en el papel de ancla de una medular condecorada con Zé Rafael, Gabriel Menino y Raphael Veiga; 'Rony' y Luiz Adriano formarían en ataque. Perdió el sitio Gustavo Scarpa, que empezaría en la banca junto con Lucas Lima, Felipe Melo, William, Alan Empereur o Patrick de Paula.

Alexi Stival 'Cuca', regateador de un contexto tenebroso en la entidad y urgido promotor de la cantera, lidió con las bajas de Carlos Sánchez, Jobson y Raniel. Confeccionó un 4-3-3 menos ambicioso de lo prometido. El arquero John volvió a yacer resguardado por Pará, Luan Peres, Lucas Veríssimo y Felipe Jonatan. El volante Sandry se incorporó a la línea que componen Alison y Diego Cristiano 'Pituca', con la jurisdicción del gol reservada para el tridente engrasado por Yeferson Soteldo, Marinho y la joya Kaio Jorge. Lucas Braga se vistió de revulsivo, al igual que Madson, Arthur Gomes, Bruno Henrique o Jean Mota.

La pelota echaría a rodar, en esta confrontación de los dos mejores colectivos del curso (sólo una derrota por bando, ya en las eliminatorias), en un prólogo que asistió al pronosticado choque de estilos. Los albinegros portarían la iniciativa, combinando en cancha contraria y presionando arriba, mientras que los verdes replegarían, seguros de su eficacia defensiva, para apostar por la verticalidad. Sobre esos presupuestos pivotaría una trama en la que Pará abriría fuego con una bicicleta y zurdazo, desde el pico de área, que topó con el lateral de la red -minuto 5-.

La intensidad coquetearía con la agresividad, con Marinho y 'Rony' -los faros ofensivos- como dianas. Tardaría mucho la calidad técnica en prevalecer sobre el cuerpeo físico, el rigor táctico y el respeto. Y asomaría la tensión competitiva del 'Verdao' para apilar saques de esquina y descolgar subidas de líneas selectivas. No querían encerrarse y se catapultaron en el ardor de su red de ayudas para negar amenaza al enemigo íntimo. En consecuencia, las patadas y las faltas acapararían los focos pasados los 20 minutos iniciales. Alison, Danilo y Zé Rafael destacaban.

Se vaciaba en el marcaje de su par cada obrero de la delegación del Allianz Parque, limitando la producción ofensiva del 'Peixe' a una escapada de Soteldo con centro despejado por Luan -minuto 21-. Exigían sus emboscadas una precisión que no amanecería con facilidad entre los mediocentros del Santos, dejando sin alimento a su tridente. Sobre todo, el goleador Kaio Jorge. Preponderaban el cálculo de riesgos en la circulación, con lo que se jugaba según el plan de Ferreira.

Se compartía el miedo a quedar desequilibrados tras pérdida, ante una contra oponente, y los porteros bostezarían hasta el intermedio. El calor y el novedoso horario (cinco de la tarde en Río) bien pudieron condicionar el encogimiento del talento y la manutención de una cautela que susurraba hojas de ruta tendentes a un partido largo. Con Marinho padeciendo golpes de todo pelaje y Raphael Veiga filtrando un disparo demasiado angulado -minuto 37, en una transición guiada por Rocha-. Y el descanso se decretaría en pleno secarral de juego colorido. No traduciría en peligro su posesión (61%) el cuadro preparado por 'Cuca', a pesar de incorporar a los carrileros Pará y Felipe Jonatan, de forma permanente, y de fluctuar las posiciones del mencionado Marinho y de Soteldo. El camino a vestuarios se abordaría desprovisto de tiros entre palos, con 15 faltas y con la sonrisa del estratega luso. Aunque 'Rony' y Luiz Adriano tampoco disfrutaran del balón en fase de ataque.

Los verdugos de River Plate y Boca Juniors abordaron la reanudación sin sustituciones ni modificaciones en el ajedrez. La prolongación de la colisión entre horizontalidad y verticalidad devendría en más centrocampismo. Un envío venenoso de Gabriel Menino que 'Rony' no atinó a rematar por poco -minuto 53- alzaría el telón y Marinho (MVP del campeonato y desacertado en esta fecha) respondería con una parábola espinosa que Veríssimo no embocó de milagro -minuto 59-. Esos acercamientos constituirían la anécdota de los nuevos intercambios de pelotazos. Había dado un paso al frente posicional el bloque verde y Menino reclamaría atención -a la carrera y con un testarazo alto-. Y Veiga descerrajó un cañonazo -en lanzamiento de falta- que lamió la madera -minuto 63-.

Cuando restaban 20 minutos para la conclusión, el 'Peixe' veía discutida su iniciativa combinativa. Su técnico leyó el matiz y dio la alternativa a Lucas Braga -sentó a Sandry- para aumentar su voluntad ofensiva. Pasaba a juntar a cuatro atacantes y Soteldo asumiría la labor de mediapunta. De inmediato comenzaron a soltarse los rígidos amarres, con el venezolano desestabilizando y 'Pituca' y Felipe chutando hacia Weverton -minuto 77-. Con el desenlace sobrevolando, brotarían un puñado de anhelados ida y vuelta. Ya con Patrick de Paula y Breno en liza -por el tocado Zé Rafael y el creciente Menino-. Cambios éstos que se definirían como trascendentales a la postre.

Con todo, Weverton y John no erosionarían sus guantes tanto como se anunciaba -más allá de centros laterales inocuos que ensanchaban el juego aéreo de Gustavo Gómez, Luan, Luan Peres y Veríssimo-. Cumplirían con sus libretos los dos equipos: los albinegros, volviendo a aglutinar el cuero y los finalistas de la Copa de Brasil, virando la trinchera en vértigo del todo. Eso sí, el 'Verdao' seguiría anulando el adn de sus contrincantes, en este punto presionando. Un latigazo desatinado de Veiga -minuto 86- y una chilena centrada de Kaio Jorge -minuto 89- zanjarían unos 90 minutos de discreto balompié propositivo y de escaramuza final -'Cuca' fue expulsado por retener la redonda-. Arribaba triunfal el sistema defensivo diseñado por Ferreira a la prórroga, mas un testarazo formidable de Breno instalaría el éxtasis verde -minuto 99-. 'Rony' (5 goles y 9 asistencias, mejor pasador del torneo) localizó hueco para dibujar un centro quirúrgico que el recién entrado convirtió en el 1-0. Repartiendo lágrimas de distinto sabor en el templo del fútbol brasileño. Nadie bajaría del pichichi a Fidel Martínez (8 goles, Barcelona de Guayaquil, todos en la fase previa) ni frenaría al Palmerias en el festejo de la segunda Libertadores de su palmarés. El escuadrón paulista dominó cada peldaño del torneo y finalizó con 33 goles a favor y seis en contra -el ratio más exuberante de los clubes participantes-. Neymar y Pelé habrán de esperar.

- Ficha técnica:

1. Palmeiras: Weverton; Marcos Rocha, Luan, Gustavo Gómez y Matías Viña; Danilo, Zé Rafael (Patrick de Paula, m.78), Gabriel Menino (Breno Lopes, m.85), Raphael Veiga (Alan Empereur, m.90+12); Rony (Felipe Melo, m.90+12) y Luiz Adriano.

0. Santos: John; Pará, Luan Peres, Lucas Veríssimo, Felipe Jonatan (Wellington, m.90+3); Alison, Sandry (Lucas Braga, m.73), Diego Pituca; Marinho, Kaio Jorge (Madson, m.90+3) y Yeferson Soteldo.

Goles: 1-0, m.90+9: Breno Lopes.

Árbitro: el argentino Patricio Loustau expulsó al técnico Cuca y amonestó con amarilla a Lucas Veríssimo, Gustavo Gómez, Matías Viña, Diego Pituca, Soteldo, Marcos Rocha, Breno Lopes y Alison.

Incidencias: partido por la final de la Copa Libertadores disputado en el estadio Maracaná de Río de Janeiro ante 500 hinchas, entre familiares de los jugadores e hinchas que recibieron invitaciones especiales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios