www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

VICTORIA HISTÓRICA

La España de Nadal gana la Copa Davis en la primera edición del renovado torneo

La España de Nadal gana la Copa Davis en la primera edición del renovado torneo
Ampliar
domingo 24 de noviembre de 2019, 21:39h

Bautista venció a Auger-Aliassime (7-6 y 6-3) y el número uno del tenis mundial culminó una temporada sensacional. España logró su sexta Ensaladera.

La selección española, comandada por Rafael Nadal, firmó este domingo una de las páginas más gloriosas del deporte internacional. Se proclamó campeona de la primera edición de la nueva Copa Davis, hito histórico que redundó en el dominio que viene manteniendo el tenis nacional en este siglo -España ha ganado todas sus Ensaladeras, seis, desde el año 2000, más que nadie en ese intervalo-. El triunfo ante Canadá en la final, en el que no hizo falta acudir a la lotería que constituye dobles en pista rápida, subrayó, además, el protagonismo de Roberto Bautista. La crisis existencial del castellonense y el rendimiento del número 1 de la ATP fueron, claramente, las líneas maestras del campeonato celebrado en la madrileña Caja Mágica.

No partía el combinado entrenado por Sergi Bruguera como favorito en los pronósticos previos a la inauguración del novedoso formato. A estas alturas de calendario los primeros espadas llegaban muy pulidos desde el prisma físico y todo apuntaba a un estallido de la nueva generación de jugadores -como ya ocurriera en las ATP Finals de Londres-. En cambio, el grupo de tenistas locales se iría cohesionando y tornando en un bloque rocoso y competitivo a marchas forzadas. Las lesiones -de Pablo Carreño y Marcel Granollers- y el fallecimiento del padre de Bautista en plena concentración no generarían el mejor escenario. Pero sí germinó un paisaje épico.

Y en esa tesitura emergió la mejor versión de Nadal. El balear fue el faro y el salvavidas de un seleccionado que iba jugando, en palabras de Bruguera, "a pasar el día y sin nada que perder". El zurdo legendario hubo de multiplicarse en sus duelos individuales y también en el dobles. Acostándose, él y toda la delegación, a las dos, tres y cuatro de la madrugada por culpa del hacinamiento de partidos y de los horarios dispuestos por la organización desarrollada, con Gerard Piqué al mando. A pesar de todo, el mejor deportista español de todos los tiempos, que venía algo tocado -tras sufrir molestias en el Masters 1.000 de París y ser eliminado en Londres- sacó su garra y concatenó exhibición tras exhibición para culminar una temporada para el recuerdo.

El manacorí, que arrasó sistemáticamente a todos sus rivales, fue el encargado de certificar el título ante el número uno canadiense, Denis Shapovalov. El jugador norteamericano, de 20 años, sabía que el cansancio podía hacer daño a la leyenda si conseguía hacer largo el partido, pero no le dio su estilo agresivo y talentoso para aguantar. Rafael venció por 6-3 y 7-6 (7), salvando una bola de set en el desempate, en una hora y 54 minutos. El tiempo justo para que la pelea por la anhelada Ensaladera no se jugara en el dobles. No quería el astro de 33 años estirar el derroche anatómico hiperbólico y exponerse a una agonía similar a la vivida el sábado en las semis ante Gran Bretaña.

Por ello Nadal pautó una lección de jerarquía, limitando sus errores no forzados y desplegando su arsenal con finura de movimientos y de golpeo. La efervescencia del 15º del mundo se fue disolviendo a medida que el saque del emblema español se uniformaba como infranqueable. No cedió ni un solo break en los 35 minutos que duraría el set inicial. El campeón de 19 Grand Slams sería capaz, astuto, de pasar a un rol defensivo cuando el canadiense pretendió prender un incendio en el arranque de la segunda manga. Aguantaría el tipo el favorito -casi pierde su servicio en el sexto juego, pero escapó tras ocho tensos minutos- y en el desempate impuso su dureza mental. Huyendo de un tercer set que bien podría haber cambiado el signo de la final debido a la escueta energía que quedaba en el escuadrón español.

Antes, para sorpresa de muchos, Roberto Bautista había saltado a la pista en la apertura de la final. Ante la atenta mirada de Felipe VI, el guerrero levantino tragó la tragedia que se le atravesó este jueves y ofreció una lección de mentalización y gallardía al planeta. Canadá se vio forzada a colocarle como rival a la perla Félix Auger-Aliassime y el castellonense logró sacar de quicio a su contrincante por medio de su tenaz y comprometida defensa. Alzó los brazos por 7-6 (3) y 6-3, en una hora y 50 minutos, para dejar paso a las lágrimas y allanar el camino que Rafael remató con solvencia y oficio.


El jugador de 31 años doblegaría al de 18 primaveras usando como arma el estilo ajeno. Y es que Auger-Aliassime se mueve en un pentagrama similar al de Shapovalov: la potente verticalidad es su único libreto. Ante el riesgo asumido por el novato, el experimentado sacó brillo a la virtud que le ha encaramado este curso al Top-10 internacional. Desde el achique pegajoso y el contraataque aplacó al canadiense y arrancó un 7-3 en el tie-break inicial que estuvo lleno de contenido psicológico (55 minutos duró el primer set de la final). No obstante, en la segunda manga Bautista se soltaría hacia un mayor número de ganadores -se escapó hasta el 5-2- y el juvenil descarrilaría. Ganó en seguridad el castellonense peleón y granjearía a España su trabajado y merecido primer punto en pos de la gloria.

Así, el número 9 de la ATP y el ganador el 2019 de su duodécimo Roland Garros y su cuarto US Open pusieron la guinda a un rendimiento español rebosante de orgullo, calidad y perseverancia. Jugaron en muchos momentos de esta Davis a ir sobreviviendo y el plan salió redondo. Tras 119 años de trayectoria el mítico torneo de naciones cambió de piel y su primer dueño es español. Por mor de la barbaridad autografiada por un Nadal que salvó tres eliminatorias -clasificación de la fase de grupos ante Rusia, los cuartos frente a Argentina y las semis británicas-. Granollers y 'Feli' serían aliños en su incursión en el dobles y para el respingo postrero amaneció un Bautista "de otro planeta" -Nadal dixit-.

Sin duda, Nadal resultó el gobernador del torneo, con nueve victorias (seis en individuales, sin perder un set, y tres en dobles, cediendo una manga). Los campeones de la Davis júnior que presentó Canadá -Shapovalov y Auger-Aliassime se proclamaron ganadores en esa categoría en 2015 y en el mismo coliseo madrileño- dieron la talla pero no fueron capaces de torcer la inercia del equipo local. El manacorí amplió su racha en esta competición a 29 victorias seguidas y Bautista rindió un homenaje a sus padres que le sería devuelto con el cariño y la admiración de compañeros, rivales y aficionados. En torno a 12.200 hinchas se congregaron en el pabellón del humilde barrio de San Fermín, entre los madrileños distritos de Usera y Villaverde. Manolo Santana presidió, con permiso del rey, el recorrido triunfal de sus herederos por el extrarradio capitalino. En un capítulo más que destacado por lo estadístico y la intrahistoria de lo ocurrido en este viaje de superación con final cercano al paroxismo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • La España de Nadal gana la Copa Davis

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    10813 | Pontevedresa - 24/11/2019 @ 23:58:06 (GMT+1)
    ¡Menuda tarde emocionante de tenis hoy, de infarto hasta el último segundo, una exhibición magistral más de ese fuera de serie, de ese extraterrestre que es Rafa Nadal, la inteligencia, la furia española en estado puro que nos regaló tantos de ensueño. Mi felicitación a toda la Armada Española, y muy especialmente a Bautista, recién fallecido su padre en medio de la semana, que tuvo el valor de no falta a sus compromisos. Un meritorio triunfo de los 5 jugadores y del capitán. Volver a la cruda realidad de la repugnante política española ha sido como cambiar de planeta. Me alegró ver allí al Rey, por cierto con el pelo y la barba completamente blancos, ¡no me extraña nada¡ Yo propongo ¡Rafa for President¡

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.