www.elimparcial.es

magreb

mundo

Días tras día desde hace semanas, las instantáneas que llegan del mundo árabe recogen las multitudinarias protestas ciudadanas en pos de un cambio político y social. Mientras en Túnez y en Egipto las revueltas han logrado derrocar Ben Ali y Mubarak, otros países de la región ven cómo sus revoluciones no acaban de concretarse y la represión se recrudece por momentos. ¿Se hará paso la libertad en países como Libia, Yemen o Bahrein? ¿Qué futuro le espera a aquellos estados que consigan la ansiada democracia?

pedro canales

Washington, Berlín, París y Bruselas han criticado duramente al régimen argelino por la prohibición y represión de una manifestación pacífica de sus ciudadanos este fin de semana en Argel. El parlamento europeo ha pedido la liberación de todos los detenidos y el levantamiento del Estado de emergencia en vigor en el pais desde hace 20 años. Washington ha sido más explícito y ha dado un apoyo abierto a los manifestantes.

partidarios de mubarak rodean el hotel donde se aloja la prensa extranjera

El régimen de Mubarak no quiere que el mundo sepa lo que está pasando en Egipto. Prueba de ello son la enormes dificultades que están viviendo los periodistas de diversos medios a la hora de informar sobre los enfrentamientos entre defensores y detractores del Rais. Así, ya son más de una decena los profesionales de la información agredidos por la turbamulta y varios han sido llevados a comisaría. Además, hay un periodista sueco desaparecido.

revueltas en el magreb y oriente medio

El Magreb y Oriente Medio están viviendo unos acontecimientos históricos que podrían cambiar de manera irremediable el mapa geopolítico de la región. Primero fueron los tunecinos los que salieron a la calle para terminar con los 23 años de autoritarismo de Zine El Abidine Ben Ali. Después, las multitudinarias protestas registradas en Egipto pretenden presionar al presidente, Hosni Mubarak, para que abandone el poder. Pero la cosa podría no quedarse ahí. Marruecos, Argelia, Jordania o Yemen ven cómo la crispación social aumenta por momentos y sus ciudadanos reclaman con más insistencia libertad, democracia y derechos humanos.

la cifra de muertos en el magreb y oriente medio ya alcanza la decena

héroes de la libertad

"En nombre del pueblo tunecino, héroe de la revolución por la libertad y la dignidad", el Gobierno expresa "su consideración hacia el pueblo hermano egipcio por su militancia y por los sacrificios asumidos por sus mártires, especialmente los jóvenes". Con estas palabras, el Gobierno interino de Túnez ha felicitado a los egipcios y a su ejército.

egipto

"Cientos de miles de personas" se han concentrado este martes en la plaza Tahrir, epicentro de las protestas antigubernamentales en El Cairo, donde se registra en estos momentos "una de las concentraciones más multitudinarias de las últimas semanas", según informó Al Yazira.

crisis en el magreb

Las masivas manifestaciones que están teniendo lugar en Egipto en contra del régimen de Hosni Mubarak han provocado toda clase de reacciones el escenario internacional.

Mubarak anuncia cambios pero se resiste a presentar su dimisión

Tras una conversación telefónica con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, el presidente de EE.UU., Barack Obama anunció en un discurso que "Egipto debe comenzar la transición ya" e instó a escuchar las voces de la oposición para acabar con una formación de Gobierno que refleje la decisión del pueblo. Asimismo, el líder estadounidense aseguró que Mubarak "reconoce que el status quo no es sostenible y que es necesario un cambio", afirmó en unas breves declaraciones televisadas desde la Casa Blanca.

Efecto colateral de la Revolución democrática tunecina

La Revolución del Jazmín en Tunez está sacudiendo los cimientos de las sociedades y de los regimenes árabes. El contagio ya ha prendido en Egipto, Jordania y Yemen, y ha llegado a Marruecos. El Palacio Real parece decidido a dar un paso importante para resolver la cuestión del Sahara Occidental en previsión de posibles disturbios. Ante el atasco de las negociaciones y la reticencia de la comunidad internacional a reconocer el hecho consumado de la ocupación marroquí del Sahara Occidental, Rabat quiere volver al Plan Baker.